Fidel retorna el 1 de mayo: Evo

El presidente boliviano adelanta que el comandante retomará el poder de Cuba; el presidente estadounidense George W. Bush, en tanto, dijo que ve cerca la “libertad” de la is
Fidel se reintegraría al gobierno el próximo martes. (Foto d
LA PAZ (Agencias) -

El presidente Evo Morales dijo que tenía la seguridad que Fidel Castro retomará la conducción del gobierno de Cuba el 1 de mayo, Día del Trabajo, y señaló que para la ocasión se prepara una gran marcha en La Habana, informa el sábado la prensa boliviana.

“Estoy seguro que el Primero de Mayo el compañero Fidel Castro se va a integrar a seguir gobernando Cuba y Latinoamérica”, dijo el mandatario según declaraciones que publica el diario La Razón.

“Estoy casi convencido de que el compañero Fidel se incorporará para seguir administrando, dirigiendo al pueblo cubano, a ese pueblo revolucionario”, dijo el mandatario boliviano, de acuerdo con la versión periodística.

Morales explicó que no ha conversado con el convaleciente mandatario cubano pero aseguró que tiene información “de que hay una gran movilización que van preparando en Cuba”. Castro delegó el poder a su hermano Raúl a raíz de una operación intestinal el 31 de julio del 2006.

Morales hizo esas declaraciones a periodistas en una ciudad del noroeste de Bolivia horas antes de emprender viaje el sábado a Venezuela para participar en una ceremonia por el primer aniversario de la firma del Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP) que firmaron el año pasado los presidentes de Bolivia, Venezuela y Cuba en La Habana.

En marzo, Morales había dicho que Castro retornaría a la presidencia de Cuba precisamente en ocasión de celebrarse el primer aniversario del TCP, pero el mandatario cubano será el gran ausente de la celebración que comenzó en Barquisimeto el sábado.

El TCP que firmaron Bolivia, Cuba, Venezuela y más recientemente Nicaragua forma parte de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) que el presidente venezolano Hugo Chávez impulsa en contraposición al tratado de libre comercio (AlCA) que promueve Estados Unidos en la región.

Bush avizora "libertad"

En tanto, el presidente estadounidense, George W. Bush, reiteró en Miami sus críticas contra el Gobierno comunista de Cuba, al llamarlo el sábado “dictadura cruel” y predecir que el cambio democrático está cerca.

Los comentarios de Bush se dieron en medio de señales que indican que el líder cubano Fidel Castro se estaría recuperando de una enfermedad intestinal que lo mantuvo alejado de la luz pública por nueve meses y que pronto retomaría sus actividades de gobierno.

El presidente estadounidense, que reforzó las sanciones económicas contra La Habana con el objetivo de acelerar el fin de Castro en el poder, dijo en un discurso de inauguración en la Universidad Miami Dade que muchos cubanos soñaban con una vida mejor.

“Desafortunadamente esos sueños están rotos por una dictadura cruel que niega la libertad en nombre de una ideología oscura y desacreditada”, dijo Bush al resaltar que muchas de los presentes en el acto tienen raíces en Cuba, que está a sólo 140 kilómetros del estado de Florida.

“Algunos de ustedes tienen seres queridos que viven en Cuba y que esperan el día en que la luz de la libertad vuelva a brillar”, dijo Bush. “Ese día se está acercando”, expresó.

Desde que Fidel Castro, de 80 años, entregó el poder temporalmente a su hermano en julio pasado, sólo apareció en videos y fotos.

Unos pocos meses atrás, las agencias de inteligencia estadounidenses parecían estar esperando la muerte de Castro. De hecho, el ex jefe de inteligencia estadounidense, John Negroponte, dijo en una entrevista en diciembre que estaba cerca de la muerte.

Sin embargo, fotos recientes de la reunión de Castro con un alto miembro del Partido Comunista chino mostraron que había recuperado peso. Y desde ese momento, algunos funcionarios estadounidenses reconocieron que podría estar mejorando.

Muchos observadores cubanos dicen que Castro ya transfirió el poder su hermano Raúl, de 75 años, y las conjeturas se centran en si ahora asumirá un rol como viejo hombre de estado o si volverá a disponer y decretar políticas.

Poco después del anuncio de la enfermedad de Castro el año pasado, Bush reiteró su deseo de ver un cambio democrático en Cuba, pero desde entonces dijo poco acerca de la situación en La Habana.

Bush no mencionó a ninguno de los hermanos Castro en su discurso.

El presidente también intentó convencer al Congreso de que acepte su propuesta de una reforma amplia en inmigración que podría incluir pasos para fortalecer la frontera además de un programa de trabajador invitado.

Ahora ve
No te pierdas