Royal quiere a los votantes de Bayrou

La candidata socialista en Francia debatió con el derrotado contendiente centrista François Bay
PARÍS (CNN) -

La candidata socialista a la segunda vuelta de las elecciones francesas, Segolene Royal, puso de manifiesto el sábado las convergencias políticas con el derrotado candidato centrista, François Bayrou, en un debate en televisión en el que intentó ampliar su electorado de cara a la decisiva votación del 6 de mayo.

Royal quedó segunda en la primera vuelta el 22 de abril detrás del favorito y candidato del centroderecha, Nicolas Sarkozy. Ahora ambos tienen su vista en los siete millones de votantes que logró Bayrou, que quedó tercero.

"Prefiero llamar esto diálogo, y no debate", dijo una relajada Royal al principio del programa emitido en directo en el canal de televisión BFMTV y en la emisora RMC.

"No estamos de acuerdo en todo (pero) millones de franceses creen que en algunos asuntos difíciles podemos encontrar convergencias", añadió.

La socialista enfatizó los valores que comparte con Bayrou e intentó atraer a los moderados seducidos por la energía y decisión de Sarkozy, pero preocupados por su imagen de dureza. Algunos simpatizantes de izquierdas han criticado esta maniobra.

Bayrou repitió que no apoyaba a ninguno de los dos candidatos, aunque en los últimos días ha dejado clara su antipatía hacia el ex ministro de Interior.

El centrista dijo que está de acuerdo con Royal en algunos planes de reformas institucionales, pero también criticó su programa económico, al que calificó de demasiado costoso e ineficaz, y le pidió que fuera más precisa en cuestiones como las pensiones.

"No estoy de acuerdo con la idea de que al dar dinero a un gran número de franceses relanzaremos la economía", dijo en el debate, que tuvo lugar en un hotel de París y durante el cual ambos se sonrieron y bromearon en varias ocasiones.

Royal ha defendido unas políticas de izquierdas, pero también ha cosechado dudas por lo que algunos en este sector de la política han calificado de comentarios "no socialistas", incluyendo su petición de que los votantes lleven la bandera francesa en vacaciones, o un plan para enviar a los jóvenes conflictivos a campamentos de estilo militar.

Un sondeo de Ipsos publicado el sábado da a Sarkozy un 52.5% de los votos, comparado con el 47.5% de la socialista.

Ahora ve
No te pierdas