Fundador de Microsoft, al espacio

Charles Simonyi, fundador de Microsoft, inicia un viaje espacial en una nave rusa; pagó 25 millones de dólares por el viaje de 12 días.
Charles Simonyi, antes de abordar la Soyuz TMA-10. (Reuters)  (Foto: )
BAIKONUR, Kazajistán (CNN) -

El empresario del software estadounidense Charles Simonyi inició este sábado un viaje espacial a bordo de una nave rusa observado por su amiga, la gurú espiritual Martha Stewart.

Simonyi, de 58 años y fundador de Microsoft partió por la tarde de la Estación Espacial internacional (ISS) a bordo de la nave espacial Soyuz TMA-10, con los cosmonautas rusos Fyodor Yurchikhin y Oleg Kotov.

Parientes y seres queridos lo alentaban desde afuera de la base de entrenamiento Baikonur, mientras Simonyi y sus compañeros se dirigían a la plataforma de lanzamiento, unas seis horas antes del despegue.

Mientras subían al autobús, los familiares apoyaron sus manos contra las ventanas a modo de despedida. Simonyi y los rusos, vestidos con overoles azules, sonrieron con sus pulgares en alto.

Stewart voló hasta el cosmódromo de la era soviética, Baikonur, para ver a Simonyi despegar del mismo lugar que usó Yuri Gagarin en 1961, cuando se convirtió en el primer hombre en viajar al espacio.

Simonyi, el quinto turista espacial del mundo, pagó 25 millones de dólares por el viaje de 12 días.

Stewart pasó el día visitando Baikonour, una zona de ex edificios soviéticos dispersos en medio de la estéril estepa kazaja, mientras esperaba para el despegue nocturno. Ella dio un paseo en camello y examinó una yurta, una choza kazaja.

"Baikonur es hermoso", dijo.

Simonyi lleva una cena especial envuelta en un contenedor de aluminio, que compartirá con sus colegas de la ISS el día de los Cosmonautas rusos, el 12 de abril.

Stewart eligió el menú, que incluye codorniz asada en vino, pechuga de pato con alcaparras y budín de arroz, entre otros platos.

En una despedida privada antes del despegue, Stewart y Simomyi, separados por un panel de vidrio de cuarentena, intercambiaron unas palabras y se saludaron con la mano.

Simonyi nació en Hungría y se mudó a Estados Unidos, donde se unió a un nuevo proyecto empresarial llamado Microsoft y amasó una fortuna gracias al desarrollo de algunas de sus aplicaciones más rentables, como Word.

Simonyi, que ahora maneja su propia compañía, y los cosmonautas rusos se acoplarán con la ISS el lunes.

Ahora ve
No te pierdas