Aumenta la ansiedad en la ciudades

Los padecimientos mentales, son consecuencia de la vida acelerada en la grandes urbes; en México entre cuatro y diez millones de personas sufren depresión y 15% son ansiosos.
El 15% de los mexicanos han experimentado la ansiedad. (Drea  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La prisa con que se vive en las grandes urbes como esta capital y Nueva York, entre otras, son el umbral para experimentar síntomas que sean signos tempranos de ansiedad y depresión.

El psiquiatra estadounidense Timothy Petersen de la Universidad de Harvard y del Hospital General de Massachusetts, afirmó que esos dos padecimientos mentales han aumentado su prevalencia en los últimos 20 años en todo el mundo.

Indicó que el uso de Internet, correos electrónicos y celulares, así como el tráfico y la exigencia de estar en diferentes lugares casi al mismo tiempo, provocan en los habitantes de las grandes metrópolis más riesgo para desarrollar estrés.

De acuerdo con información epidemiológica en México se estima que entre cuatro millones y diez millones de personas padecen depresión; mientras que 15% de la población experimentó alguna vez en su vida ansiedad, y la prevalencia es de dos a uno en mujeres.

Según la Encuesta Nacional de Salud Mental 2003, en México 11% de las mujeres y 7% de los hombres han sufrido o padecerán depresión alguna vez en su vida, y afecciones de este tipo anteceden al abuso de drogas.

La depresión ocupa el cuarto lugar como carga de enfermedad en el mundo y se estima que para 2020 se ubicará en el segundo sitio; mientras que la ansiedad es la enfermedad mental que más tarda en ser diagnosticada y comienza durante la adolescencia.

El también director asociado de la División de Postgraduados de Educación Psiquiátrica del Hospital General de Massachusetts explicó que las causas son genéticas y ambientales, que cuando se combinan pueden ser fatales.

Petersen describió que entre los factores ambientales que pueden hacer que crezcan estas enfermedades son relaciones con estrés, falta de apoyo familiar desde una edad temprana, experiencias traumáticas como abuso sexual o participar en algún tipo de adicción.

Explicó que a nivel mundial la depresión y la ansiedad se han incrementado en los últimos 20 años y no hay razón para creer que haya aumentado más en la región de América Latina, lo que sucede es que en la medida que se reconoce más el problema se tiene más prevalencia.

Con relación a los niños y jóvenes explicó que, aunque no están en un menor riesgo con respecto a los adultos, apenas se empiezan a detectar esas enfermedades y en diseñar tratamientos efectivos para pequeños y adolescentes.

Indicó que la depresión es un trastorno cerebral y cuando la gente está deprimida tiene más dolor físico, pero que por fortuna en la actualidad hay antidepresivos que son muy buenos para reducir el dolor.

Petersen abundó que es muy importante la detección a tiempo de los síntomas de estas enfermedades, por lo que recomendó acciones que se apliquen en la escuela, la casa y en el trabajo, para detectar a las personas que tienen algún problema mental.

El profesor asistente de Psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard asistió al Primer Encuentro Internacional de Expertos en Enfermedades Mentales, que organizó en la ciudad de México el área de Neurociencias de Pfizer.

 

Ahora ve
No te pierdas