Critican pasado de Wolfowitz

Expertos dicen que desde hace tiempo su conducta era cuestionable.
YAKARTA (AP) -

La polémica que afecta al presidente del Banco Mundial Paul Wolfowitz ilustra su falta de ética, que salió a la luz hace dos décadas cuando era embajador en Indonesia y no condenó la corrupción ni las violaciones de derechos humanos, dicen críticos del funcionario.

Wolfowitz ahora sostiene al frente del BM que la corrupción atenaza a las naciones más pobres del mundo. Pero cuando fue embajador de 1986 a 1989 durante la dictadura de Suharto “cerró los ojos ante ese mismo problema”, según la activista Binny Buchori.

“Es un hipócrita”, agregó la mujer. “Debería dimitir”.

Wolfowitz insiste en que no dimitirá, tras revelar que ayudó en la concesión de un ascenso y aumento salarial a su novia Shaha Riza poco después de ocupar la presidencia del banco en el 2005. Wolfowitz dice que es víctima de una campaña difamatoria.

El profesor Jeffrey Winters, de la Universidad Northwestern, dijo que el pasado profesional del funcionario demostró que no estaba en condiciones de regentar el BM.

“Desde el principio, creí que era la persona errónea para el cargo”, afirmó Winters.

Destacó la liberación del sector bancario de Indonesia en 1988 promovida por el equipo económico de Wolfowitz y los organismos internacionales de crédito, sin mecanismos de control o supervisión.

“Los zorros campaban a su aire por el gallinero financiero y nadie, incluyendo Wolfowitz, presionó a los indonesios para que diseñaran salvaguardias con las que proteger los depósitos del público”, agregó.

Suharto, que gobernó durante 32 años, fue derrocado en 1998.

La familia del dictador ha sido acusada de apropiación indebida de unos 35.000 millones de dólares en fondos estatales durante su mandato, según la organización activista Transparency International. Centenares de miles de personas fueron muertas durante esa dictadura.

Los partidarios de Wolfowitz sostienen que defendió discretamente las reformas políticas y económicas.

“Fue el primer embajador que desafió al gobierno de Suharto” en un famoso discurso de despedida en el Club Cultural Estadounidense de Yakarta en 1988, dijo el ex presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, James Castle.

Ahora ve
No te pierdas