Periodista de la BBC en Gaza es liberado

Alan Johnston fue liberado tras ser capturado hace casi 4 meses por milicianos palestinos; dirigentes de Hamas dijeron que la liberación representa el inicio de una nueva era de ley y or
Alan Johnston fue liberado el miércoles de un cautiverio de
CIUDAD DE GAZA, Franja de Gaza (AP) -

El periodista británico Alan Johnston, liberado el miércoles de un cautiverio de casi cuatro meses, dijo que estuvo retenido por milicianos palestinos en un confinamiento solitario que describió ''como estar enterrado en vida''.

Visiblemente demacrado pero sonriente, Johnston exclamó que era ''fantástico'' estar libre.

Los dirigentes del movimiento Hamas que controla Gaza dijeron que la liberación de Johnston representaba el comienzo de una nueva era de ley y orden en la anárquica franja costera, pero admitieron que no desarmarán ni reprimirán al grupo que secuestró a Johnston y que es inspirado por al-Qaida. Autodenominado Ejército del Islam, el grupo tiene vínculos estrechos con el clan Doghmush, uno de los más poderosos en Gaza.

Hamas afirmó también que el soldado israelí Guilad Shalit, secuestrado el año pasado por milicianos aliados de Hamas, podría ser liberado próximamente, si Israel libera a cientos de prisioneros palestinos. Israel rechaza la exigencia porque tales prisioneros han cometido hechos de violencia contra civiles.

En una conferencia de prensa al lado de dirigentes de Hamas, Johnston, que permaneció en cautiverio mucho más tiempo que cualquier otro periodista extranjero en Gaza, dijo que había pasado por una experiencia ''ocasionalmente aterradora''.

''Las últimas 16 semanas, por supuesto, fueron de verdad lo peor de mi vida, como estar enterrado en vida, apartado del mundo'', recordó el corresponsal de la radiodifusora estatal británica British Broadcasting Corp (BBC).

Johnston dijo que uno de los momentos de suerte fue conseguir un radio y escuchar a la BBC. ''Comencé a enterarme de la magnitud extraordinaria de apoyo que había'', indicó.

Los secuestradores, dirigidos por un hombre conocido como Abu Khaled, eran ''a menudo groseros y desagradables'', dijo. ''Amenazaron mi vida varias veces en diversas maneras'', afirmó.

El periodista describió a sus captores como un pequeño grupo ''jihadi'' más concentrado en ''de alguna manera meter una navaja a Gran Bretaña'' que en el conflicto palestino con Israel. A cambio de la libertad de Johnston, el Ejército del Islam había exigido que Londres liberara a un clérigo musulmán radical que tiene vínculos con al-Qaida.

Johnston dijo que sus captores le dijeron desde el principio que no sería maltratado. Añadió sin embargo que de todos modos se sintió preocupado.

Agregó que los secuestradores al principio no parecían preocupados de que pudieran ser rastreados por las fuerzas de seguridad palestinas, pero que se preocuparon después que Hamas tomó control de Gaza a mediados de junio.

El nuevo caudillo de Gaza, Mahmoud Zahar, de Hamas, dijo que la liberación de Johnston indica una nueva era. ''Es un mensaje claro'', afirmó. ''No permitiremos acciones ilegales contra nadie. Vamos a confiscar las armas en manos de clanes utilizadas para intereses personales''.

Oriundo de Escocia y corresponsal en Gaza durante tres años, Johnston fue secuestrado por hombres armados en una calle de la Ciudad de Gaza el 12 de marzo.

Hamas había exigido la liberación de Johnston desde que tomó violentamente el control de Gaza el mes pasado, con la esperanza aparente de congraciarse con los países de Occidente que condenaron sin reservas la ocupación.

Una vez libre, Johnston fue rodeado por personal armado de seguridad de Hamas y llevado de prisa a una conferencia de prensa al lado de Ismail Haniye, el ex primer ministro palestino que ahora encabeza al régimen de Hamas en Gaza. Haniye colocó una bandera palestina en los hombros de Johnston, quien se la quitó de inmediato.

Haniye no reveló detalles del acuerdo que derivó en la liberación del periodista.

Pero Hamas capturó el lunes al vocero del Ejército del Islam, como una posible ficha de cambio, y lo dejó en libertad el martes.

Después de un almuerzo ligero con Haniye, Johnston viajó a Jerusalén en compañía de diplomáticos británicos. Al llegar al consulado británico en Jerusalén, saludó a varios periodistas que lo esperaban afuera. La oficina de la BBC en Jerusalén fue decorada con globos de colores y se descorcharon varias botellas de champaña.

En el consulado, Simon Wilson, jefe de la oficina de la BBC en Jerusalén, dijo que Johnston estaba ''en una forma extraordinariamente buena, pero no debemos subestimar lo que pueda pasar en los próximos días'' y añadió que el periodista había pasado por una ''situación muy tensa''.

Johnston no tenía previsto viajar a Gran Bretaña el miércoles, dijo Wilson.

Ahora ve
No te pierdas