Senador EU promete reforma migratoria

Harry Reid, líder demócrata en el senado, reservó las dos últimas semanas para discutir la refo la Casa Blanca mostró una iniciativa que pedía pagar 3,500 dólares para renovar la visa de trab
WASHINGTON (CNN) -

El líder demócrata en el Senado estadounidense, Harry Reid, reforzó el viernes la intención de reservar las dos últimas semanas de mayo para debatir reformas a las leyes de inmigración del país.

Mientras la Cámara de Representantes ya presentó su propuesta bipartidista para una ley de inmigración, el Senado aún no lo ha hecho y el escenario para su aprobación es de incertidumbre, ya que la campaña presidencial para el 2008 debería acaparar toda la atención del Congreso en el segundo semestre.

La polémica reforma en discusión, que no logró aprobarse el año pasado, busca reforzar la seguridad en la frontera con México para detener el ingreso de ilegales y tratar de la situación de unos 12 millones de inmigrantes indocumentados en el país.

"Reservé las dos últimas semanas en la sesión legislativa de mayo para debatir un ley amplia en la sala del Senado", dijo Reid en comunicado, un día antes de la fiesta del 5 de mayo, la principal celebración latina en Estados Unidos.

"Las negociaciones siguen y muchos asuntos aún se tienen que definir. Yo espero que el presidente (George W.) Bush no ponga trabas con propuestas que no se pueden negociar, pero nos ayude a pasar una reforma dura, justa y práctica que él pueda firmar en forma de ley", agregó.

Pese a que Bush defiende una reforma para legalizar a los indocumentados, la Casa Blanca hizo circular recientemente una propuesta bastante dura de inmigración para intentar atraer a los republicanos, más conservadores en el debate.

Esa propuesta creaba un programa de trabajo temporal en el cual los inmigrantes tendrían que pagar 3,500 dólares cada tres años para renovar su visa de trabajo y no se les permitiría traer a sus familiares al país, además de tener que cancelar pesadas multas e impuestos.

Varios republicanos están en contra de legalizar a los inmigrantes, en su mayoría mexicanos, porque dicen que eso sería dar una amnistía y recompensar a personas que violaron la ley.

Analistas dicen que la propuesta hecha circular por Bush significa una forma de empezar la discusión, para llegar a un terreno intermedio entre el proyecto bipartidista que está en la Cámara, considerado muy liberal por algunos sectores, y la visión conservadora en las filas republicanas.

 

Ahora ve
No te pierdas