Brown, la figura detrás del crecimiento

-
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Gordon Brown es el ministro de finanzas inglés que será el primer ministro en el momento en el que Tony Blair deje el puesto en junio. Este político lleva muchos años frente a la expansión económica más interesante del mundo y pronto se quedará a cargo del país cuando lo nombran el nuevo líder del Partido Laboral.

Brown ha estado esperando el momento de suceder a Blair durante un largo tiempo. En los últimos 200 años no ha habido en Inglaterra un canciller que haya servido durante tanto tiempo como Brown.   

Hijo de un ministro de la Iglesia de Escocia, lo que marcó sus visiones, nació en 1951, tiene un intelecto prodigioso y atendió la Universidad de Edimburgo desde los 16 años.

Un dato curioso sobre este político es que durante su adolescencia sufrió un accidente mientras hacía deporte y perdió la vista en un ojo. Sólo una cirugía le salvó de la ceguera.

Después de la universidad, Brown trabajó como profesor y periodista en la televisión hasta 1983 cuando entró al Parlamento. En este mismo año entró también Tony Blair y ambos compartieron una oficina.

El folclore de Westminster dice que Brown y Blair pactaron durante una cena en un restaurante londinense en 1994 que Brown no se enfrentaría a Blair por el liderazgo del partido y a cambio sería su sucesor a la mitad del segundo periodo del gobierno. Gracias, en buena medida, al buen desempeño económico del país, Blair ganó tres elecciones seguidas. Esta es la primera vez que un gobierno laborista se mantiene tanto tiempo en el poder.

Ha habido distintos enfrentamientos entre Brown y Blair a causa de reformas públicas y por la ambición de Blair al querer llevar a Gran Bretaña hacia el euro. Brown se opuso ante esto y estableció ciertas características económicas a las que debe llegar el país antes de unirse.

Es considerado el político con más poder en el Reino Unido, después del primer ministro. Entre las cosas que ha logrado como ministro de Finanzas fue darle independencia a la política monetaria del Banco de Inglaterra y entregarle a la organización financiera la responsabilidad de establecer las tasas de interés. Tanto en crecimiento económico como en la tasa de desempleo, el desempeño del Reino Unido ha superado el de sus principales competidores europeos.

Con el crecimiento económico llegó un incremento en los recursos público que Blair y Brown usaron para buscar mejoras en servicios de educación y salud, buscando que estos fueran más equitativos. Brown armó un escándalo al acusar a la Universidad de Oxford de rechazar a una estudiante por haber atendido a una escuela pública y el política la calificó como elitista.

En el 2004 Blair anunció que no convocaría a una cuarta elección y que seguiría como primer ministro durante el tercer periodo completo, lo que causó fricciones entre el primer ministro y Brown. Sin embargo, Brown sigue con su pie dentro del partido y el Parlamento. No hay otro candidato tan fuerte como Brown en el Partido Laboral y se espera que nadie se le oponga en las elecciones para liderazgo del partido.

Ahora ve
No te pierdas