Católicos piden mediar en conflictos

Representantes católicos intervendrán para solucionar enfrentamientos ideológicos en Latinoamér el CELAM enfatizó sobre todo en situaciones actuales como las de Venezuela, Ecuador y Bolivia,
La medida se propondrá en la V Conferencia del Episcopado (R
SAO PAULO (AP) -

La Iglesia católica podría ofrecer su mediación para reconciliar conflictos ideológicos en países como Venezuela, Ecuador y Bolivia, afirmó el director de prensa del Consejo del Episcopado Latinoamericano, el presbítero venezolano David Gutiérrez.

''La posible acción mediadora de la Iglesia es importante por la configuración de América Latina en estos momentos de polarización en la sociedad'', comentó Gutiérrez.

''Tanto en Venezuela como Ecuador y Bolivia, el factor político está creando divisiones en los pueblos'', agregó Gutiérrez, horas antes de la llegada a Brasil del papa Benedicto XVI.

Gutiérrez dijo que esa posibilidad mediadora podría manifestarse en la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano que sesionará en Aparecida del 13 al 31 de mayo luego de ser inaugurada el domingo por el pontífice.

En la conferencia participarán las iglesias de todo el continente, incluidas Estados Unidos, Canadá, España y Portugal.

La Iglesia conducida por el predecesor de Benedicto, Juan Pablo II, tuvo su mayor éxito mediador cuando evitó una guerra entre Argentina y Chile en 1984. Pero en los años siguientes pareció menos dispuesta a mediar en los desgarradores conflictos centroamericanos.

Gutiérrez admitió que en Centroamérica ''hubo un camino de martirio muy grande'' y supuso que en Aparecida, la predisposición mediadora ''puede que se haga más visible''.

A su término el 31 de mayo, la V Conferencia debe emitir un comunicado final que trazará la orientación de la Iglesia continental para la próxima década.

En Venezuela, donde las relaciones entre la Iglesia y el Estado han sido conflictivas desde que asumió el presidente Hugo Chávez, dijo que en este momento ''están como tranquilas'', pero que esa calma aparente es engañosa.

''El presidente'', explicó, ''ha estado más concentrado en otras actividades en su modelo latinoamericano y más pendiente del control a la prensa. Pero cuando alguien la plantea un problema social, recibe ataques del presidente que no admite disidencia''.

''La Iglesia, cuando reclama, se convierte en opositor'', agregó el director de prensa del CELAM.

''Cuando la Iglesia habla manifestando un problema, la identifican como el discurso de la oposición y como tal tiene que ser acallada. La actitud del presidente es 'O se está conmigo o contra mí'''.

 

Ahora ve
No te pierdas