Mayoría en el BM no quiere a Wolfowitz

La mayor parte de los países en el Consejo del Banco Mundial desean que el presidente se marche
WASHINGTON (CNN) -

Una mayoría de países en el Consejo del Banco Mundial consideran que Paul Wolfowitz debe renunciar como presidente de la institución, dijeron el viernes fuentes del Consejo de países ricos y en desarrollo.

"Ahora está muy claro que la mayoría de los miembros creen que el señor Wolfowitz debe renunciar", dijo una fuente del Consejo de un país en desarrollo, quien esta semana recibió instrucciones de su capital de no respaldar la continuidad del funcionario estadounidense al frente de la institución.

"Creemos que el Banco Mundial no puede continuar bajo el liderazgo del señor Wolfowitz", dijo la fuente a Reuters.

El Consejo del banco, integrado por 24 países, postergó para la próxima semana una decisión final acerca del futuro de Wolfowitz, que está puesto en duda por el aumento salarial y el ascenso que aprobó para su novia, Shaha Riza, una experta en Oriente Medio del Banco Mundial.

El ascenso de alto remuneración generó un pedido por parte de la asociación de empleados del banco para que Wolfowitz renuncie y paralizó la institución.

Wolfowitz dijo que siguió el asesoramiento del Comité de Ética del Consejo en relación al caso Riza, y que el escándalo es parte de una campaña de desprestigio que tiene como objetivo socavar su liderazgo.

Consultado sobre cuántos países miembro consideran que Wolfowitz debe dar un paso al costado, la fuente le dijo a Reuters: "Más de un 50%."

Pero otro funcionario del Consejo de un país en desarrollo advirtió que la salida de Wolfowitz no es una decisión tomada, y que se le debe dar tiempo para responder de forma apropiada a las conclusiones que alcanzó un panel de que sus acciones en el caso Riza representan un incumplimiento de las reglas del banco.

Se espera que el funcionario presente su respuesta al panel antes de que termine el viernes.

Pero todavía no está claro si el encuentro del Consejo decidirá el futuro de Wolfowitz por consenso o si se verá forzado a votar, lo que sería una decisión inusual.

Existe preocupación entre algunos miembros del Consejo de que un voto pueda dividir aún más al banco entre a los aliados de Estados Unidos y aquellos que apoyan a Europa.

El funcionario dijo que entre los temas que deben analizar los países miembro está si la continuidad del liderazgo de Wolfowitz en el Banco Mundial dañaría su habilidad de recaudar fondos para proyectos antipobreza, dañe la moral del personal, y golpee aún más la reputación del banco.

El escándalo relacionado con Wolfowitz despertó una prolongada disconformidad, principalmente entre los países europeos, por su nominación para el puesto en el 2005, debido a su rol como arquitecto de la guerra de Irak.

Pese a la inquietud privada entre los europeos en ese momento, la designación de Wolfowitz para el banco fue confirmada sin disensos el 31 de marzo del 2005.

Desde entonces, ha seguido siendo una figura controvertida al entrar en discusiones con los miembros del banco en temas tales como el buen gobierno y una campaña anticorrupción.

A favor y en contra

Fuentes del Consejo dijeron que Canadá y Japón respaldarían a Estados Unidos en su apoyo a Wolfowitz junto a países africanos, donde el funcionario concentró la mayor parte de su atención.

Las fuentes dijeron que la presión de Europa a favor de una renuncia de Wolfowitz es apoyada por Brasil, Corea del Sur, India, Rusia, Argentina, Arabia Saudita y Kuwait.

En tanto que la postura de China, Malasia, Pakistán y México todavía no es clara.

La Casa Blanca repite casi diariamente que el presidente George W. Bush tiene confianza en Wolfowitz, pero esta semana refirió el tema al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que es responsable por la política estadounidense en relación al Banco Mundial.

Ahora ve
No te pierdas