Jefe policial de Sonora es asesinado

Pedro Emigdio murió después de recibir dos impactos de bala; hasta el momento no hay indicios de que este relacionado con la emboscada en Cananea.
ARIZPE, México (AP) -

Un jefe policial local murió este viernes horas después de ser acribillado a tiros por desconocidos en el estado de Sonora, donde los enfrentamientos entre las autoridades y delincuentes dejaron cuatro presuntos criminales detenidos y 16 atacantes, cinco policías y dos civiles muertos.

Las autoridades intensificaron la búsqueda del comando que provocó el miércoles la jornada de violencia en la zona serrana de Sonora, a unos 1,500 kilómetros al noroeste de la capital mexicana.

El portavoz de la Procuraduría estatal, José Larrinaga, dijo que el jefe de grupo de la Policía Estatal Investigadora, Pedro Emigdio Córdova, falleció la madrugada del viernes tras haber recibido dos impactos de bala en la cabeza y uno en el pecho.

Agregó que el ataque se registró la noche del jueves y hasta el momento no se tienen indicios de que esté relacionado con la irrupción del comando armado a la municipalidad de Cananea el miércoles.

La noticia, sin embargo, provocó incertidumbre entre algunos agentes estatales que participan en la búsqueda de los presuntos criminales.

''No sabemos qué va a pasar, qué represalias pueden haber... hace rato ya le pegaron (atacaron) a un comandante y está muy grave, estamos hablando de gente muy peligrosa'', dijo a la AP un policía que participa en los operativos de búsqueda en la sierra y que pidió no ser identificado por temor.

La Procuraduría informó la madrugada de este viernes que en los operativos se encontró el cadáver de otro de los sicarios que se enfrentaron con las autoridades. El número de presuntos criminales fallecidos pasó de 15 a 16.

Los sicarios supuestamente asesinaron a cinco policías y dos civiles que secuestraron durante su ataque a Cananea, a unos 30 kilómetros al sur de la frontera con Estados Unidos. Cuatro ciudadanos más lograron ser rescatados a salvo.

Peritos buscan identificar a los sicarios muertos, quienes eran parte de un comando de hasta 50 personas y que el secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García, ligó el jueves al Cartel del Golfo, uno de los tres grandes grupos del narcotráfico en México que actualmente se disputan el control territorial de varias zonas del país y que ha sido uno de los orígenes de una espiral de violencia en el país.

La detención de cuatro de ellos ocurrió el jueves.

Más de 1,000 asesinatos vinculados al crimen organizado y el narcotráfico se han registrado en lo que va del 2007, según autoridades federales.

La violencia en Sonora comenzó el miércoles, cuando el grupo armado con rifles secuestró a siete policías y dos civiles. Luego de asesinar a algunos de ellos, huyeron a una zona serrana cercana, donde comenzó la persecución de las autoridades.

El alcalde de Cananea, Luis Carlos Cha, ha pedido en las últimas horas que permanezcan en la región todas las fuerzas federales necesarias para garantizar el orden, e informó que de los 52 policías municipales registrados, 15 agentes renunciaron a raíz del ataque.

 

Ahora ve
No te pierdas