Reconciliación en la iglesia Ortodoxa

A 80 años de su separación, las dos fracciones ortodoxas firmaron un documento para reunificars Vladimir Putin pertenece a esta fe, y tiene relaciones cercanas con el patriarca ruso Alexis II
La ceremonia histórica fue en la catedral de Moscú, Putin ta
MOSCÚ (CNN) -

La Iglesia Ortodoxa Rusa cicatrizó una herida abierta hace 80 años cuando una fracción rival, creada en Occidente por refugiados que huyeron de la Unión Soviética, restableció relaciones con la institución madre en una fastuosa ceremonia en una catedral de Moscú.

Los líderes de las dos fracciones ortodoxas firmaron un documento de reunificación, mientras las campanas resonaban en la Catedral del Cristo Salvador y los obispos entonaban cánticos y se santiguaban. 

El presidente Vladimir Putin asistió a la ceremonia, considerada una nueva iniciativa de Rusia para volver a conectar con su pasado presoviético y enterrar los fantasmas de la revolución y ateísmo patrocinado por el Estado.

"La división en la iglesia fue el resultado de una profunda crisis política en la sociedad rusa," dijo Putin tras besar un ícono ortodoxo en la catedral de cúpula dorada, volada por Stalin en la era soviética y reconstruida en la década de 1990. 

"El restablecimiento de la unidad de la iglesia es una condición importante para redescubrir la unidad perdida del pueblo ruso," agregó el mandatario.

Putin, espía en los tiempos comunistas, ha demostrado abiertamente su fe ortodoxa desde que se convirtió en presidente en el 2000 y tiene relaciones cercanas con el patriarca Alexis II, cabeza de la Iglesia Ortodoxa Rusa. 

Luciendo una túnica larga verde brillante, con rayas rojas y blancas, Alexis y el Metropolitano Laurus, el líder de la Iglesia Ortodoxa en el Extranjero, firmaron el documento frente a representantes de la iglesia y familiares del último zar.

Los "rusos blancos" en el exilio que respaldaron al zar Nicolás II y se opusieron a los comunistas crearon la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero, tras perder una guerra civil en la década de 1920. Establecieron su sede primero en Serbia, pero después se trasladaron a Nueva York. 

La Iglesia en el Extranjero tiene diócesis en partes de Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, Australasia, Ucrania y Rusia.

"Felicito a todos en esta ocasión de alegría," dijo Metropolitano Laurus en voz baja. 

Alexis II anunció que era un día histórico. "Un día de unir a los hijos de nuestra madre tierra e Iglesia reasentados en otras partes," dijo a la audiencia con voz potente.

Cientos de creyentes hicieron cola bajo la lluvia para entrar a la catedral. 

"Ahora estamos todos juntos, tengo una gran sensación acerca del día de hoy," dijo el patriarca.

El documento establece oficialmente la "comunión canónica," lo que significa que ambas iglesias reconocen las respectivas jerarquías religiosas y celebraciones. 

La Iglesia Ortodoxa en el Extranjero cortó sus vínculos con la jerarquía en Rusia en 1927, porque dijo que había caído bajo la influencia de los bolcheviques "sin Dios."

El sábado los dos líderes de la iglesia consagrarán un nuevo templo en el sur de Moscú, un sitio en donde los comunistas asesinaron a sacerdotes y monárquicos.

Ahora ve
No te pierdas