Turcos defienden laicismo en calles

Los ciudadanos quieren que el estado siga siendo laico en un país de mayoría musulmana.

Decenas de miles de turcos ondeando banderas nacionales salieron el domingo a las calles de la localidad de Samsun, a orillas del Mar Negro, para protestar contra el Gobierno de corte islamista antes de las elecciones de julio.

"No a la 'sharia' (ley islámica)" y "Turquía es laica y lo seguirá siendo", fueron algunos de los lemas coreados en la principal plaza de la localidad.

La manifestación, la más reciente de las últimas protestas, fue convocada como una forma de unir a la dividida oposición contra el Gobierno, al que acusan de intentar minar el Estado laico en Turquía, país de mayoría musulmana.

El partido AK del primer ministro Tayyip Erdogan, que niega que tenga una agenda islamista, ha convocado elecciones generales antes de lo previsto para resolver un conflicto con la élite laica.

El 'establishment' laico, entre cuyas filas están el ejército, jueces y partidos de la oposición, frenó los planes gubernamentales de elegir al ministro de Relaciones Exteriores Abdulah Gul como presidente, ante los temores de que ello pudiera debilitar la separación oficial de religión y Estado.

La última protesta se produce tras un pacto el jueves entre el Partido Republicano del Pueblo (CHP), el principal de la oposición, y el más pequeño y de izquierdas DSP para concurrir conjuntamente a las elecciones del 22 de julio.

Los dirigentes de ambos partidos acudieron a la marcha y escucharon a los oradores, pero no se pronunciaron.

"El objetivo de la reunión se ha completado. Nuestra gente nos ha pedido que nos unamos y así lo hemos hecho. Ahora esperamos más unidad en las urnas", dijo el líder del CHP, Deniz Baykal, a la prensa.

Hubo una gran presencia policial pero el ambiente entre los aproximadamente 50.000 participantes era de fiesta en Samsun, ciudad en la que el fundador de la Turquía moderna, Mustafá Kemal Ataturk, lanzó la guerra de la independencia del país en 1919.

Desde que llegó al poder tras una crisis económica profunda, el Gobierno ha presidido cinco años de crecimiento económico y estabilidad política y el lanzamiento de conversaciones de adhesión con la Unión Europea.

El partido de centroderecha de Erdogan se perfila como el favorito en los comicios, pero puede verse forzado a formar un gobierno de coalición. Las protestas han animado a la oposición para hacer un frente unido contra el Ejecutivo en las elecciones.

Ahora ve
No te pierdas