Kapuscinski fue agente comunista: Diario

El semanario polaco Newsweek reveló que el fallecido escritor espiaba para el régimen estatal; además publicó extractos de archivos en el Instituto de Memoria Polaca donde lo exponen como ag

Ryszard Kapuscinski, el fallecido escritor polaco a menudo considerado candidato para el premio Nobel, espiaba para el régimen estatal en la era comunista, mientras escribía crónicas sobre sitios de conflicto en el mundo que lo hicieron famoso, dijo el lunes un periódico.

Las revelaciones del semanario polaco Newsweek sobre Kapuscinski, quien murió en enero pasado a los 74 años, sigue a una serie de publicaciones en los medios que difunden los nombres de figuras importantes que fueron agentes de la era comunista.

Desde 1959 hasta 1981, cuando Polonia estuvo gobernada por el régimen comunista con respaldo soviético, Kapuscinski cubrió los lugares más pobres y peligrosos del globo como corresponsal de la agencia de noticias estatal polaca PAP.

El autor de "El emperador", un relato de la caída de Haile Selassie, de Etiopía, y de "El Sha", sobre el derrocamiento de Mohammad Reza Pahlavi, de Irán, viajaba a través de África y América del Sur al momento de su supuesta colaboración.

Newsweek publicó extractos de los archivos de Kapuscinski en el Instituto de Memoria Polaca que lo exponen como un agente de la policía secreta comunista entre 1967 y 1972.

En aquel momento, era casi imposible abandonar el país sin firmar un documento para cooperar con el régimen.

"Durante su cooperación demostró mucha voluntad, pero no ha provisto ningún documento significativo", dice el archivo de Kapuscinski, según extractos citados por Newsweek.

La policía secreta reclutó a Kapuscinski, a menudo considerado candidato para el premio Nobel aunque nunca lo consiguió, a mediados de la década de 1960, y su colaboración finalizó alrededor de 1972, señaló el periódico.

"Ningún periodista estadounidense debió trabajar con la CIA para poder abandonar el país", dijo Ernest Skalski, amigo y colega de Kapuscinski.

"Pero Kapuscinski tuvo que hacerlo (...) Si no aceptaba, no hubiera escrito sus libros. No habría Kapuscinski", agregó.

Una campaña para eliminar de la vida pública a los espías de la era comunista se lanzó en el país desde que el incondicional anticomunista Jaroslaw Kaczynski, el primer ministro de Polonia, y su hermano mellizo, Lech, el presidente, asumieron el poder.

Ahora ve
No te pierdas