Ejército no debe combatir crimen:AI

Amnistía Internacional y Congreso exhortaron a evitar que militares participen en seguridad púb la falta de capacitación lleva a cometer violaciones a los derechos humanos.
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

La organización Amnistía Internacional (AI) y el congreso mexicano se manifestaron este miércoles en contra del uso de las fuerzas armadas en el combate al crimen organizado y el narcotráfico en México.

La Comisión Permanente del Congreso, que sesiona cuando el pleno de las cámaras está en receso, exhortó al presidente Felipe Calderón a fortalecer a las policías para evitar el despliegue del ejército en ''tareas civiles'' de seguridad pública.

Horas antes, la presidenta de AI en México Liliana Velázquez advirtió que el uso de las fuerzas armadas en ese combate abre la posibilidad de que se cometan graves violaciones a los derechos humanos por su falta de capacitación para realizar tareas policiales.

''Consideramos que las fuerzas armadas no están capacitadas ni están diseñadas para tales funciones (policiales), por lo tanto se corre el riesgo de que resulte en graves violaciones a los derechos humanos como ya lo dijo y lo denunció recientemente la Comisión Nacional de Derechos Humanos'', dijo Velázquez durante la presentación del informe mundial de AI sobre el estado de los derechos humanos.

Desde que asumió el poder en diciembre, el presidente Felipe Calderón se ha apoyado en las fuerzas armadas en la lucha contra el crimen y los carteles del narcotráfico, que en los últimos años desataron una ola de violencia para lograr el control de nuevos territorios y ha dejado miles de muertos.

El despliegue de más de 24.000 militares en todo el país comenzó a ser cuestionado a raíz de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos denunció que algunos soldados desplegados en el estado occidental de Michoacán estarían involucrados en violaciones, registros ilegales y otros abusos de las garantías de los ciudadanos.

En la justificación del exhorto legislativo se señaló que ''la intervención del ejército en funciones de seguridad pública ha cobrado dimensiones mesiánicas, al grado que se le ha considerado en algunos medios como la única solución al problema de la seguridad''.

La Comisión Permanente consideró que se debe privilegiar la profesionalización de la policía en materia de investigación, prevención y protección.

La prensa local reportó que legisladores del Partido Acción Nacional, en el que milita Calderón, votaron en contra del exhorto.

La presidenta de AI en México solicitó a las organizaciones civiles y comisiones estatales de derechos humanos a observar en todo momento la actuación de los militares y denunciar cualquier abuso a las garantías.

Y también llamó al presidente Calderón a asumir un papel de liderazgo interno en materia de derechos humanos, y calificó la actitud de su gobierno como ''decepcionante en la materia'' al no haber visto un compromiso firme.

Velázquez opinó que la impunidad es el fenómeno más arraigado y a la vez el reto más importante del nuevo gobierno.

El informe sobre el estado de los derechos humanos en México durante 2006 advirtió que continuaron violaciones a los derechos humanos, con reportes de tortura, detención arbitraria, uso excesivo de la fuerza y procedimientos judiciales sin garantías, sobre todo en el ámbito estatal.

Ahora ve
No te pierdas