Senado EU rechaza propuestas migratorias

Legisladores rechazaron suspender el programa de trabajadores temporales tras 5 años de vigenci también negaron permitir al gobierno interrogar a ‘sospechosos’ sobre su estatus migratorio.
WASHINGTON (AP) -

Los promotores de un amplio plan para regular la inmigración superaron importantes desafíos por margen mínimo este jueves, entre ellos un esfuerzo por descontinuar el programa de trabajadores temporales.

Por 49 votos a favor y 48 en contra, el Senado rechazó una propuesta del senador demócrata Byron Dorgan de suspender el programa de trabajadores temporales tras cinco años de que esté en vigor.

Anteriormente, por el mismo margen mínimo de diferencia, los senadores rechazaron una propuesta del senador republicano Norm Coleman, la cual buscaba permitirle a las autoridades gubernamentales interrogar a personas específicas sobre su estatus migratorio si tenían causas para sospechar que se encontraban en Estados Unidos ilegalmente.

Lo apretado de las votaciones ilustra la fragilidad de la medida sobre inmigración, que le otorgaría estatus legal a aproximadamente 12 millones de indocumentados al tiempo que mejoraría la seguridad fronteriza y la aplicación de la ley en los sitios de trabajo. Pero el hecho de que ambas propuestas hayan sido rechazadas también mostró que la coalición que alcanzó el acuerdo tiene cierta estabilidad y está cabildeando intensamente a los senadores para que la conserven.

''Seguimos juntos, y estamos avanzando'', dijo el senador demócrata Ken Salazar.

El gobierno del presidente George W. Bush y los principales demócratas y republicanos en el Congreso incrementaron sus esfuerzos el jueves para promover la solución negociada, al tiempo que los legisladores se preparaban para enfrentar un rechazo del público en las zonas que cada uno representa.

''Muchos estadounidenses se muestran escépticos en torno a la reforma en la inmigración, y con justa razón'', dijo el presidente Bush en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. ''Este proyecto de ley proporciona la mejor oportunidad de reformar nuestro sistema de inmigración y de ayudarnos a asegurar que sabemos quiénes están en nuestro país y dónde se encuentran''.

En momentos en que el Congreso se prepara para un receso por el Día de los Caídos en Combate, los partidarios y los opositores de la solución negociada se esforzaban por influir en la percepción que el público tiene de la reforma migratoria.

''Tenemos el tiempo de nuestro lado porque nuestro producto es mejor que el de los que no quieren hacer nada'', dijo el senador republicano Lindsey Graham. ''Nuestro producto es mejor que la retórica vacía sin una solución concreta''.

 

 

Ahora ve
No te pierdas