Mamíferos europeos en peligro

Si no se toman medidas inmediatas, 15% de estas especiaes corren peligro de extinción; un grupo ecologista dice que se deben proteger los 35 diferentes animales.
Este podría ser uno de los mamíferos que se perderían. (NOOA
GINEBRA (AP) -

Decenas de mamíferos europeos _ entre ellos el lince ibérico, el antílope saiga y la foca monje mediterránea _corren peligro de extinción a no ser que sean adoptadas medidas inmediatas para proteger esas especies, dijo el martes un grupo ecologista.

En total 35 de las 231 especies de animales mamíferos del Viejo Continente _ el 15% _ figuran entre las amenazadas, según un informe publicado por la World Conservation Union.

El informe de 60 páginas encargado por la Unión Europea advierte que el 27% de las especies de mamíferos muestran una disminución de su número, frente al 8% que muestran un aumento.

Dos mamíferos terrestres europeos _ la pika sarda, una especie de liebre y los auroches, antepasados del ganado doméstico europeo _ han desaparecido ya completamente, mientras que la ballena gris ha quedado extinta en aguas europeas aunque sigue existiendo en el Pacífico.

Según el grupo, conocido por sus iniciales de IUCN, el antílope saiga, la foca monje mediterránea, el cachalote del Atlántico Norte, el ratón de los pinares de Baviera y el lince ibérico, podrían desaparecer pronto.

Existen sólo dos grupos reducidos de linces en España, que suman en total unos 150, y el número de focas monje mediterráneas ha quedado reducido a un total de entre 350 y 450, agregó el grupo.

Otras nueve especies de mamíferos son consideradas en peligro de extinción, incluyendo la ballena azul, el mayor mamífero del planeta. Otras 21 especies son consideradas vulnerables.

''Esa nueva valoración demuestra que muchos mamíferos europeos merman a una velocidad alarmante'', dijo la directora general de la IUCN, Julia Marton Lefevre. ''Aun podemos alterar esa tendencia, como demuestra en el caso del bisonte europeo, que fue rescatado de la extinción''.

El bisonte, otrora abundante en el centro y sudeste de Europa y el Cáucaso, quedó casi extinguido en su estado silvestre a fines del siglo XIX. Su protección oficial y las gestiones de repoblación les permitieron multiplicarse, siendo considerado ahora vulnerable, pero no en peligro de extinción.

El informe, elaborado durante 15 meses por 140 científicos, recomienda la adopción de la política de conservación existente, incluyendo el propósito de la Unión Europea de detener la desaparición de especies para el 2010.

Ahora ve
No te pierdas