Cuba acusa a periodistas extranjeros

Asegura que la prensa extranjera le ‘hace el juego’ a Estados Unidos; llama a los corresponsales ‘catedráticos de la manipulación’.

Cuba acusó el sábado a la prensa extranjera de "hacer el juego a Washington", su enemigo histórico, y fabricar una desfavorable imagen sobre la isla.

Un artículo publicado por Granma, el diario del gobernante Partido Comunista, critica a la prensa extranjera acreditada en La Habana por escribir sobre la oposición, considerada por las autoridades como "mercenarios" al servicio de Estados Unidos.

El artículo no precisó a qué medios se refiere.

"Los aparatos propagandísticos de Estados Unidos no están solos", dijo el texto titulado "Catedráticos de la manipulación".

"Algunos de los corresponsales acreditados en La Habana 'hacen el pan' de cada día construyendo noticias sobre los supuestos 'líderes de la disidencia'", agregó.

Granma acusa a los "grandes medios internacionales" de haber apoyado y amplificando durante más de cuatro décadas lo que llama una "guerra mediática" de Estados Unidos contra Cuba.

El ministro cubano de Cultura, Abel Prieto, propuso esta semana la creación de un tribunal moral que condene a "cadena perpetua" a los responsables de medios mentirosos.

Hay varios centenares de periodistas extranjeros acreditados en Cuba.

Las autoridades no impiden la cobertura de los disidentes, grupos poco conocidos dentro de Cuba que denuncian ser blanco sistemático de acoso y represión.

Pero en febrero el Gobierno cubano decidió no renovar los permisos de trabajo de dos corresponsales extranjeros, porque, según dijo, habían perdido la objetividad en sus reportajes.

La decisión fue criticada por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Cuba acusó a la SIP de ser un títere de Estados Unidos y negó acusaciones sobre la represión de periodistas independientes.

Según cálculos de la organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras, hay 25 periodistas independientes presos en Cuba. La mayoría son opositores metidos a comentaristas de medios en el extranjero.

Granma menciona la detención esta semana de un disidente recién excarcelado que se negó a mostrar sus documentos a la policía.

"En cualquier parte del mundo, un incidente de ese tipo no resulta noticia, forma parte de la rutina diaria", dijo.

Según otros disidentes, Lázaro Alonso, liberado en abril tras cumplir una condena de dos años de prisión, fue arrestado durante unas horas por protestar cuando la policía pidió que le entregara sus documentos.

"Hubo corresponsales extranjeros que hallaron en el hecho otra oportunidad para reiterar el supuesto 'hostigamineto contra un opositor', dijo Granma.

Ahora ve
No te pierdas