Venezuela, atenta a salida de canal RCTV

Se vivió una jornada de manifestaciones a favor y en contra del retiro de la concesión; a la media noche de este domingo el canal será sustituido por la nueva señal oficial “Tves”.
Último día de trasmisiones. (Notimex)
CARACAS (CNN) -

La salida del aire del canal privado de televisión RCTV en Venezuela generó el domingo sendas manifestaciones de adversarios y simpatizantes a la medida, que se aprestaban a llorar o celebrar el fin de la estación de señal abierta más antigua del país sudamericano.

La polémica decisión provocó desde diciembre, cuando el presidente Hugo Chávez anunció que no renovaría la licencia de transmisión, marchas y protestas de ambas partes, en una nueva muestra de la polarización política que vive la nación petrolera.

Aliados del presidente Hugo Chávez se concentraron en céntricas avenidas de Caracas para apoyar el fin de la concesión de la emisora, que el Gobierno califica de "golpista" y de favorecer a la élite económica.

"Apoyamos la decisión del Gobierno de no renovar la concesión al canal golpista y de abrir nuevos caminos a la comunicación con el nuevo canal Tves", proclamaba uno de los manifestantes oficialistas a través de la televisión estatal.

Mientras policías antidisturbios actuaron rápidamente el domingo para contener a un grupo de opositores que protagonizaron disturbios frente a la sede de la Comisión de Telecomunicaciones (Conatel) en protesta la decisión del gobierno venezolano de no renovar la concesión a la televisora RCTV. Un pequeño grupo de manifestantes intento ingresar a la fuerza a la sede de Conatel, organismo regulador del sector de las telecomunicaciones, se informó.

Las autoridades de telecomunicaciones han respaldado la medida con explicaciones técnicas y para la creación de un canal de servicio público.

Por su parte, quienes se oponían a la decisión del Gobierno por considerarla una represalia política, marcharon en la víspera y realizaron una protesta con alarmas y cacerolas para denunciar lo que llaman un atropello a la libertad de expresión.

Además, acordaron marchar el domingo por el este de Caracas hasta la sede del regulador de telecomunicaciones del país, Conatel.

"NO SE EQUIVOQUEN"

Chávez calificó el sábado de "cierre de un ciclo" la salida del canal, a la vez que amenazó a sus enemigos de evitar generar violencia en el país ya que tenía un plan de contraataque, que pasaría por la profundización de su "revolución" socialista.

"Que no se equivoquen, porque yo lo que he hecho hasta ahora es sólo no renovar la concesión. Pero si ellos responden con acciones ilegales habrá que aplicarles el peso de la ley", sentenció el gobernante izquierdista.

Los principales matutinos destacaron la noticia de que las autoridades renovaron concesiones a otros canales, entre ellos la televisión estatal y Venevisión, principal rival de RCTV y que antiguamente el mandatario solía incluir en la lista de medios "golpistas".

La relación con Venevisión, propiedad del magnate Gustavo Cisneros, mejoró tras una reunión a mediados del 2004 auspiciada por el ex presidente estadounidense Jimmy Carter. La emisora suavizó su línea editorial y sacó del aire algunos de sus programas de opinión.

Chávez ha desestimado pronunciamientos sobre RCTV de organismos internacionales, como el Parlamento europeo, al afirmar que no renovar la concesión de transmisión es una decisión soberana y ajustada a las leyes venezolanas.

Además, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) rechazó dos amparos que buscaban evitar la salida del aire de RCTV, y ordenó a la Fuerza Armada tomar sus equipos de transmisión para garantizar la continuidad de la señal en la frecuencia desocupada, que será otorgada a un nuevo canal de servicio público.

Algunos observadores han comparado la medida contra RCTV con la intervención de una emisora de televisión durante el mandato del presidente Alberto Fujimori en Perú, antes de su debacle política.

Ahora ve
No te pierdas