Bush defiende plan de inmigración

El mandatario de EU dijo que los oponentes al acuerdo no quieren hacer lo que es bueno para su defendió el plan diciendo que protege la frontera y mantiene la tradición de aceptar inmigrante
Bush afirmó que el plan de inmigración es lo mejor para Esta
GLYNCO, Georgia, EU (AP) -

El presidente George W. Bush fustigó este martes a los oponentes de un acuerdo de inmigración, diciendo que ''no quieren hacer lo que es bueno para Estados Unidos''.

''La cuestión fundamental es si los funcionarios electos tendrán el coraje de implementar un plan de inmigración abarcador'', dijo Bush en un discurso en el mayor centro de entrenamientos para agentes del orden en el país.

El mandatario describió su propuesta, que ha sido aceptada por un grupo bipartidista de senadores, como una que ''nos permite proteger nuestra frontera y al mismo tiempo mantiene nuestra gran tradición de aceptar a los inmigrantes''.

Bush escogió el trasfondo de ley y orden como respuesta a críticos conservadores que dicen que la propuesta en el Senado es demasiado tolerante con personas que violan la ley. Buscando dar un tono más severo a su plan, Bush enfatizó que las nuevas opciones para emigrantes y jornaleros extranjeros no comenzarían hasta que estén en vigor nuevas medidas de seguridad fronteriza.

La escala presidencial se produjo en momentos en el que el Congreso está en una semana de receso y bajo presiones tanto de la izquierda como la derecha sobre la legislación. El objetivo de Bush es conseguir apoyo para la propuesta, quizás su mejor oportunidad para lograr una victoria legislativa en su segundo periodo presidencial. El Senado esperaba reanudar los debates la semana próxima.

''Muchos norteamericanos están escépticos acerca de la reforma de inmigración, principalmente porque ellos no piensan que el gobierno puede resolver los problemas'', dijo Bush.

''Y mi respuesta a los escépticos es: dénos una oportunidad de resolver los problemas en una forma que proteja nuestras fronteras y trate a la gente con respeto y decencia. No maten esta ley antes de que avance' '', dijo Bush a estudiantes e instructores en el Centro Federal de Entrenamiento de Agentes de la Ley.

Bush reiteradamente dijo que el asunto era de coraje político.

''Aquellos que estén decididos a encontrar fallas en esta legislación siempre van a arreglárselas para descubrir algo que no les gusta'', dijo el presidente.

La ley daría estatus legal temporal a millones de inmigrante ilegales, siempre y cuando se entreguen, paguen una multa y se sometan a chequeos de antecedentes penales. Para solicitar la residencia permanente, tendrían que pagar otra multa, aprender inglés, regresar a sus países y esperar varios años.

Ahora ve
No te pierdas