Gran cantidad de franceses votan

La participación alcanzaba un 75.11% de votantes un récord frente a comicios anteriores; Francia está a sólo tres horas de cerrar las casillas.
El presidente Chirac deja su voto y pronto, su puesto. (Reut
PARÍS (CNN) -

Una gran cantidad de franceses acudía el domingo a los colegios electorales para votar en la segunda vuelta de la elección presidencial, en la que se prevé que el conservador Nicolas Sarkozy derrote a la socialista Ségolène Royal.

Sarkozy, un ex ministro del Interior de 52 años, prometió reformas que logren que Francia trabaje más y que reduzcan la delincuencia y el desempleo.

Royal, una líder regional de 53 años, dice creará empleos pero mantendrá también un generoso sistema de bienestar social.

Los últimos sondeos de opinión daban a Sarkozy, hijo de un inmigrante húngaro, una abrumadora ventaja de 10 puntos sobre Royal en la carrera para suceder al conservador Jacques Chirac después de 12 años en el poder.

A las 17.00 hora local (1500 GMT), la participación alcanzaba un 75.11% , frente al 73.87% registrado a la misma hora en la primera vuelta del 22 de abril, informó el Ministerio del Interior.

Se prevé que los sondeos que darán los primeros indicios sobre el resultado se hagan públicos inmediatamente después del cierre de las urnas a las 20.00 hora local (1800 GMT). Los primeros resultados oficiales parciales se conocerán poco después.

El ganador heredará una sociedad frágil y fracturada que necesita reformas económicas y una dosis de confianza en sí misma pese a que Francia es una potencia nuclear, tiene un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y es la segunda economía de la zona euro.

Las elecciones suponen un cambio generacional con la salida de Chirac, de 74 años, pero es una interrogante hasta dónde está dispuesta a cambiar Francia.

"Ségolène Royal es una mujer que para mí ha reinventado la forma en que se hace la política al querer implicar a los ciudadanos", dijo Lilian Charlet, de 47 años y director de una organización de enseñanza en Rennes, en el oeste de Francia.

Pero Marie-France Dias de Lima, una florista de 33 años que votó por Sarkozy en un lujoso barrio del oeste de París, declaró: "Prefiero tener a alguien que se centre en la economía que a alguien que se centra en los problemas sociales".

Poderoso Rol

El presidente es elegido para un mandato de cinco años, es comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, nombra al primer ministro, puede disolver la Asamblea Nacional y es responsable de la política exterior y de defensa.

Sarkozy obtuvo casi un 31.2% de los votos en la primera ronda y Royal logró cerca del 25.9%. Gran parte de la campaña de la segunda vuelta se enfocó en intentar atraer a partidarios del centrista Francois Bayrou, quien quedó tercero con más del 18% de las preferencias.

Bayrou dijo que no apoyará a Sarkozy y el líder de extrema derecha Jean-Marie Le Pen, quien quedó en cuarto puesto en la primera ronda, instó a sus seguidores a abstenerse.

Sarkozy no hizo comentarios cuando acudió a votar en medio de partidarios que decían "Sarkozy para presidente"; mientras que Royal sonrió frente a las urnas mientras sus seguidores coreaban "Royal para presidenta".

La candidata socialista propuso combinar políticas económicas de izquierda y un acercamiento consensuado a temas sociales.

Sarkozy, considerado como el favorito entre la comunidad empresarial, prometió profundos cambios en la economía para impulsar el crecimiento anual desde cerca del 2% actual, reducir la tasa de desempleo estimada en al menos un 8.3% y elevar el poder adquisitivo.

Ahora ve
No te pierdas