Sarkozy toma el poder en dos semanas

El conservador ganó el domingo los comicios en Francia con poco más del 53% de los votos; tras el cierre de los colegios electorales superó a la socialista Royal, que obtuvo un 47%.
El conservador gana las elecciones presidenciales (Reuters)  (Foto: )
PARÍS (Agencias) -

El conservador Nicolas Sarkozy ganó el domingo la elección presidencial de Francia, superando cómodamente a la candidata socialista Ségolene Royal, según los primeros resultados preliminares del ministerio del Interior que muestran que Sarkozy gana con el 53% de votos.

Las previsiones de cuatro encuestadores dieron a Sarkozy una puntuación de entre el 53% y el 53.2% de los votos, mientras que Royal habría recibido de un 46.8% a un 47%. Los resultados oficiales están previstos para después de la medianoche (2200 GMT).

Una hora después del cierre de los centros de votación, un calmado y autocontrolado Sarkozy se comprometió a representar a toda la nación para sanar las divisiones de una amarga campaña electoral, y elogió a su derrotada oponente.

También se acercó a Estados Unidos, que posee distantes relaciones con Francia desde la invasión a Irak del 2003, y a sus socios de la Unión Europea, señalando que haría de la lucha contra el calentamiento global una prioridad.

"A todos aquellos franceses que no votaron por mí, quiero decirles que más allá de las batallas políticas, más allá de las diferencias de opinión, para mí sólo existe una Francia", aseguró ante sus partidarios.

Además, su contricante socialista, Ségolene Royal aceptó ya su derrota ante el conservador y le deseó lo mejor al ganador.

"El sufragio universal habló. Le deseo al próximo presidente de la República lo mejor en el cumplimiento de su misión al servicio de todo el pueblo francés", dijo Royal.

El candidato conservador Sarkozy, aventajó de nuevo en esta, la segunda y definitiva vuelta de las elecciones presidenciales francesas. 

El presidente electo de Francia, se comprometió a velar por todo el pueblo francés después de su victoria electoral.

Pese a que los sondeos de opinión sugirieron regularmente que los votantes preferían a Royal, quien buscaba convertirse en la primera presidenta de Francia, mostraban a Sarkozy como un líder más competente con un programa económico convincente.

Sarkozy, hijo de un inmigrante húngaro, se presentó a sí mismo como un "candidato de trabajo", y prometió flexibilizar las 35 horas laborales a la semana, reducir impuestos y luchar contra el desempleo.

Sus seguidores acudieron a la Plaza de la Concordia en el centro de París para un concierto de rock y una fiesta de celebración.

Toma de poder 

Se espera que Sarkozy asuma el poder el 16 ó 17 de mayo, con lo que se convertiría en el primer presidente francés nacido después de la Segunda Guerra Mundial. Sucederá a Jacques Chirac, de 74 años, quien se retira de Gobierno luego de dos períodos.

Después de asumir el cargo, Sarkozy formará un nuevo Gobierno e iniciará la campaña para las elecciones parlamentarias de junio, donde buscará una clara mayoría para implementar sus reformas. Es muy posible que el ex ministro de Trabajo Francois Fillon sea nombrado primer ministro.

El mandatario es elegido por un período de 5 años, es comandante en jefe de las fuerzas armadas, nomina al primer ministro, tiene el derecho de disolver la Asamblea Nacional y es responsable de las políticas de Defensa y del Exterior.

Royal inició el año como candidata favorita, pero una serie de errores dieron paso a constantes dudas sobre su competencia para el cargo.

Además, las divisiones ideológicas al interior de su propia facción indicaron que jamás disfrutaría de todo el apoyo del partido e influyentes socialistas dijeron el domingo que la izquierda necesitaba realizar una profunda reforma después de tres derrotas consecutivas en elecciones.

"Necesitamos renovarnos. Es una condición para ganar nuevas esperanzas y yo estoy disponible a eso", afirmó Dominique Strauss-Kahn, un ex ministro de Finanzas socialista que se presentaba a sí mismo como un futuro líder de la facción.

Los socialistas describieron a Sarkozy como un peligro para Francia, señalando que era autoritario y que podría exacerbar las tensiones entre los suburbios multirraciales más pobres que habitan en la periferia de muchas ciudades francesas.

Pero al respaldar a Sarkozy, los votante demostraron que desean un líder más fuerte para resolver los problemas del país, incluyendo el alto desempleo de al menos 8,3 por ciento.

Sobre la política Exterior, Sarkozy tiene una postura más pro estadounidense que Chirac, pero señaló el domingo que Washington debía respetar a París.

"(...) La amistad es aceptar que los amigos de uno pueden actuar diferente y que una gran nación como Estados Unidos tiene el deber de no obstruir la lucha contra el calentamiento global, sino que por el contrario liderar el combate porque está en juego el futuro de toda la humanidad", dijo el presidente electo.

A continuación los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia
difundidos por el Ministerio de Interior, con un 73.1% de los votos contabilizados.

Nicolas Sarkozy - Unión por un Movimiento Popular 53.28

Segolene Royal - Partido Socialista 46.72

Votos Registrados 32,503,097

Abstenciones 15.18%

Participación 84.82%

Votos nulos 3.75%

Válidos 81.07%

Ahora ve
No te pierdas