Sarkozy se centra en el parlamento

Esto le permitirá poder llevar a cabo las profundas reformas prometidas; dijo que recortará los servicios públicos y reducrirá impuestos.
El presidente electo quiere reformas. (Reuters)

El electo presidente francés, Nicolas Sarkozy, comenzó el lunes la preparación de su estrategia para las elecciones parlamentarias de junio, que serán cruciales para poder llevar adelante las profundas reformas prometidas.

Sarkozy obtuvo un contundente respaldo para dirigir sus cambios políticos y económicos al sumar el 53.06% de los votos en la segunda vuelta de los comicios del domingo, contra el 46.9% de la socialista Segolene Royal.

Pero también necesita obtener la mayoría en las elecciones para la Asamblea Nacional que tendrán lugar el 10 y el 17 de junio, para poder aplicar sus promesas de flexibilizar la legislación laboral, recortar los servicios públicos, reducir los impuestos y restaurar el pleno empleo.

Sarkozy, de 52 años, mantuvo conversaciones con sus principales colaboradores pocas horas después del triunfo electoral, aunque tiene previsto tomarse unos días de descanso tras la dura campaña.

"Vamos a ver cómo podemos darle la mayoría parlamentaria más amplia posible, para que pueda llevar a la práctica su proyecto", dijo a periodistas la ministra de Defensa, Michele Alliot-Marie, a la salida de la sede electoral de Sarkozy.

"Como dijo nuevamente anoche, quiere llevar a la práctica todas las promesas que hizo durante la campaña", agregó.

La mayoría de los diputados del pequeño partido de centro UDF mostraron su apoyo a la Unión por un Movimiento Popular (UMP) de Sarkozy, pero el ex ministro del Interior también espera atraer a figuras de la izquierda para ampliar el atractivo de su estrategia de reformas.

"Tenemos que organizar la mayoría multipolar con el UMP, el UDF y luego un polo de izquierda", dijo Andre Santini, diputado centrista y aliado de Sarkozy.

Avalancha de reformas

Según una encuesta publicada el domingo por la noche, el UMP está por delante de los socialistas con un 34 por ciento frente a un 29%. Los analistas políticos dijeron que la votación le daría al nuevo presidente una mayoría clara.

Se espera que Sarkozy, cuyo mandato de cinco años comienza el 16 de mayo, designe a su director de campaña, François Fillon, como primer ministro, y que nombre a mujeres para la mitad de los 15 puestos de su compacto gabinete.

Sarkozy prometió una avalancha de reformas en sus 100 primeros días, tras una elección que mostró el descontento con el estancamiento que marcaron los 12 años de presidencia de Jacques Chirac.

El líder conservador planea socavar la semana laboral de 35 horas reduciendo los impuestos sobre las horas extra.

También buscará recortar los poderes de los sindicatos y lograr condenas más duras para los delincuentes reincidentes.

"El pueblo francés (...) eligió romper con las ideas y hábitos del pasado. Por eso rehabilitaré el trabajo, la autoridad, la moralidad, el respeto y el mérito", dijo Sarkozy el domingo.

Cuando asuma el cargo, Sarkozy afrontará los inconvenientes de la política exterior, después de que los talibanes de Afganistán volvieran a extender la fecha límite para alcanzar un acuerdo sobre la liberación de un trabajador humanitario francés secuestrado hasta la formación de un nuevo gobierno.

Los talibanes quieres que las tropas francesas abandonen Afganistán y que sus combatientes sean liberados por las autoridades locales.

Sarkozy dijo que no ve una permanencia larga de fuerzas francesas en Afganistán.

Ahora ve
No te pierdas