Tornado en Kansas deja 8 muertos

La ciudad de Greensburg quedó destruida por uno de los tornados más poderosos de los últimos añ los meteorólogos lo clasificaron como F-5 el más potente desde 1999.
Los residentes de Greensburg regresaron a lo que queda de su
GREENSBURG, Kansas, EU (AP) -

Los residentes de esta población agrícola de Kansas regresaron este lunes a lo que queda de sus viviendas, destrozadas por uno de los tornados más poderosos de los últimos años.

La policía pedía a los habitantes su identificación y les recordaba que debían salir antes de las 6:00 de la tarde. Tras el tornado, todos los habitantes fueron evacuados.

Mientras tanto, las cuadrillas de rescate comenzaron su tercer operativo en búsqueda de víctimas en Greensburg, a pesar de que algunos funcionarios dijeron que era improbable que encontraran a alguien. Al menos ocho personas murieron por el tornado en esta población de 1,500 habitantes, y en todo el estado los fallecidos por las tormentas del fin de semana fueron 10.

Casi todas las instalaciones y edificios de Greenburg quedaron destruidas, los negocios de la calle principal quedaron demolidos y los árboles estaban sin ramas. Las autoridades estiman que cerca del 95% de la población fue devastado.

El director de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por su nombre en inglés) recorría la zona devastada este lunes por primera vez desde que el tornado la azotó el viernes en la noche. El presidente George W. Bush ha declarado a algunas partes de Kansas como áreas de emergencia, liberando así dinero del gobierno nacional para la reconstrucción.

El sistema de tormentas que castigó el sur-centro de Kansas también desencadenó tornados en los estados de Illinois, Oklahoma, Dakota del Sur y Nebraska.

Las tormentas eléctricas se hacían sentir nuevamente en las planicies centrales del país el lunes, y el Servicio Meteorológico Nacional emitió avisos de tormentas severas para algunas zonas de Texas.

En Topeka, la capital de Kansas, las inundaciones forzaron la evacuación de cientos de personas, los colegios cerraron sus puertas y las calles y carreteras del estado permanecían bloqueadas.

En Greensburg, las autoridades sólo autorizaron a los residentes a volver el lunes.

Se cree el tornado, cuyos vientos alcanzaron los 329 kilómetros por hora, tuvo casi tres kilómetros de ancho y unos 35 kilómetros de largo. Los meteorólogos lo clasificaron como F-5, el más potente y el primero en alcanzar esa categoría desde otro que en 1999 mató a 36 personas en la ciudad de Oklahoma.

Ahora ve
No te pierdas