Violencia en Francia tras elecciones

El recién triunfo de Sarkozy causó disturbios resultando en negocios y vehículos saqueados; la policía informó que 730 autos fueron quemados a nivel nacional y 592 personas fueron detenid
PARÍS (AP) -

La violencia postelectoral en Francia continuó por segunda noche consecutiva este martes, en que vehículos y negocios resultaron incendiados y saqueados, obligando a los derrotados socialistas a formular el martes un llamado a la calma.

Aunque los disturbios fueron en pequeña escala, dijeron observadores, enviaron un mensaje al presidente electo Nicolás Sarkozy: si bien triunfó, no ha conquistado la simpatía de muchos que consideran preocupante su política conservadora, sus iniciativas de mercado libre, y su anuncio de mano dura contra la inmigración y el crimen.

Sarkozy, que derrotó a la socialista Segolene Royal en la segunda ronda del domingo, es una figura muy divisiva. Su duro lenguaje y su política antisindical ha enfurecido a muchos en la izquierda. Ha considerado ''absurda'' la semana laboral de 35 horas, y trata de concretar reformas que faciliten el despido y la contratación de empleados.

Muchos señalan que los violentos disturbios del 2005 en suburbios donde la mayoría son inmigrantes, fueron en parte causados por un discurso de Sarkozy, entonces ministro del Interior, que prometió acabar con ''la basura'' en esas áreas.

La policía informó de 730 vehículos incendiados a nivel nacional en la noche del domingo, y 592 personas detenidas.

En la noche del lunes, varios centenares de personas se congregaron nuevamente en la Plaza de la Bastilla, en París, rompiendo vidrieras de negocios e iniciando incendios en las calles. Policías antimotines los dispersaron, y otras 100 personas fueron detenidas, dijo la policía el martes.

En Nantes, en el oeste de Francia, centenares se congregaron de nuevo el lunes en la noche, y algunas docenas lanzaron botellas de cerveza y otros proyectiles contra la policía. La policía respondió lanzando granadas de gas lacrimógeno y arrestó a varias personas. También fueron dañados edificios públicos en Tolosa, en el sur de Francia.

''Todos aquellos que puedan oírme, les pido que cesen esa conducta'', dijo el martes Francois Hollande, jefe del partido Socialista, en declaraciones a la radio RTL.

Pero la candidata socialista Royal había advertido que si Sarkozy triunfaba, se reanudaría la violencia en Francia.

 

 

Ahora ve
No te pierdas