El viernes deciden suerte de Wolfowitz

Las 24 naciones que integran el Banco Mundial se reunirán para decidir el futuro de su presiden Alemania alzó la voz para solicitar la salida del funcionario del organismo multilateral.
WASHINGTON (CNN) -

Una batalla en torno al liderazgo de Paul Wolfowitz en el Banco Mundial comenzó el miércoles la cuenta regresiva, cuando las naciones europeas dijeron que debe salir de la institución y Estados Unidos instó a que se le diera un proceso justo.

Una reunión de la junta de 24 naciones del Banco Mundial se realizará el viernes para decidir el futuro de Wolfowitz, luego de haber aprobado un incremento salarial y un ascenso para su novia, Shaha Riza, una experta del banco en temas del Oriente Medio, que generó malestar entre los miembros del personal del banco y motivó una investigación.

Alemania, que preside la junta del Banco Mundial y el encuentro de este año del Grupo de los Ocho países más industrializados del mundo, dijo el miércoles que Wolfowitz debería salir del banco.

Karin Kortmann, secretaria de Estado para el Ministerio de Desarrollo en Alemania, dijo que la ministra de Desarrollo, Heidemarie Wiezorek-Zeul, dijo a Wolfowitz durante la reunión de primavera del Banco Mundial en abril, que estaba preocupada por la credibilidad de la institución.

"Le dejó claro (a Wolfowitz) que su renuncia voluntaria era la mejor solución para el banco y sus metas", dijo Kortmann al parlamento alemán el miércoles.

Kortmann agregó que Alemania no quería una confrontación con Estados Unidos por el caso Wolfowitz, y que sería difícil encontrar una solución en contra de los deseos de Estados Unidos.

"Estados Unidos debería dejar espacio para la reacción a la actual crisis de liderazgo que existe en el banco," Kortmann añadió.

La Casa Blanca, que el martes pareció remitir el caso Wolfowitz al Departamento de Tesoro, insistió en que no estaba dejando a su suerte al presidente del Banco Mundial.

Bajo la estructura del gobierno estadounidense, la responsabilidad por el Banco Mundial cae en las manos del Tesoro, pero Wolfowitz es identificado sólo con la Casa Blanca debido a su trabajo en el pasado con el vicepresidente Dick Cheney y otros asociados con la invasión a Irak.

La Casa Blanca dio lo que se ha convertido en casi un apoyo diario a Wolfowitz el miércoles, al mismo tiempo que pidió más tiempo para que el ex subsecretario de Defensa de Estados Unidos se pueda defender de un reporte de 600 páginas entregado por un comité del banco, que encontró que Wolfowitz había violado las reglas de la institución mediante el pago y ascenso de su pareja.

"Estamos en medio de un proceso en el que se le ha dado a Paul Wolfowitz la oportunidad de recibir recomendaciones," informó el consejero de la Casa Blanca, Dan Bartlett, a los reporteros.

"Obviamente apoyamos a Paul Wolfowitz y lo que ha logrado en el banco", dijo Bartlett. "Confiamos en que tendrá una audiencia justa".

Ministros europeos buscaron en abril una reunión con el Secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, con la esperanza de encontrar una solución a la entonces naciente controversia sobre Wolfowitz.

Todo lo que Paulson ha dicho públicamente es que Wolfowitz merece un "proceso debido" de parte del panel de investigación del banco. Esa postura fue repetida el martes por el portavoz del Tesoro, Brookly McLaughlin, quien dijo que Wolfowitz debería recibir el tiempo suficiente para responder los alegatos.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia dijo, mediante una información electrónica, que era esencial que el proceso de investigación de Wolfowitz se llevara a cabo de manera ordenada.

"Esperamos que la junta se reúna rápidamente para decir, en base a este reporte y a las observaciones, lo que Wolfowitz podría hacer", dijo el portavoz Jean Baptiste Mattei.

Otros países europeos, incluyendo a Noruega, Suiza, Holanda y Francia, han manifestado preocupación ante el impacto del escándalo en el Banco Mundial y su misión de luchar contra la pobreza global.

Estados Unidos y las naciones europeas tienen las mayores cuotas de decisión en el Banco Mundial y son los mayores patrocinadores financieros de la institución.

Otros miembros del banco en Asia, Latinoamérica y Africa han guardado silencio en relación a su apoyo a Wolfowitz.

Ahora ve
No te pierdas