Gobierno Francia no quiere anti-Sarkozy

El ministro del Interior acusó a activistas de extrema izquierda de avivar la violencia polític luego de una tercera noche de protestas contra la elección presidencial de Nicolas Sarkozy.
PARÍS (CNN) -

El ministro del Interior de Francia acusó el miércoles a activistas de extrema izquierda de avivar la violencia política luego de una tercera noche de protestas esporádicas contra la elección presidencial de Nicolas Sarkozy.

Estaba previsto que Sarkozy regresara a Francia hacia la noche, luego de un controvertido descanso de 48 horas con su familia, a bordo del yate de un amigo multimillonario, que la oposición de izquierda condenó como un viaje poco adecuado.

Su triunfo electoral el domingo ha desatado violentas manifestaciones en numerosas ciudades francesas, y la policía informó que 200 autos fueron incendiados durante la noche y unas 80 personas quedaron detenidas.

"Durante los últimos tres días, desde la noche de la elección, tuvimos una situación inaceptable", dijo el ministro del Interior, François Baroin, a radio France Info. "Claramente tiene motivaciones políticas y está vinculado a la extrema izquierda", agregó.

Gritando "¡Sarko fascista! La gente tendrá tu piel", unas 200 o 300 personas bloquearon el martes la Plaza de la Bastilla de París, por tercera noche consecutiva.

También hubo violencia en la ciudad de Lyon y sus alrededores, al sudeste del país, en donde jóvenes prendieron fuego a una oficina perteneciente al partido UMP de Sarkozy, arrojando cócteles Molotov.

Sin embargo, los jefes de la policía dijeron que los problemas del martes fueron menos serios que los de las dos noches anteriores.

Sarkozy, un ex ministro del Interior, tiene reputación de ser un duro partidario de la ley y el orden, lo que lo convierte en una figura odiada por la izquierda.

Funcionarios socialistas reiteraron el miércoles sus pedidos de calma, diciendo que la violencia sólo reforzaría el apoyo al UMP con vistas a la crucial elección parlamentaria de junio.

"Hemos tenido una elección. Es legítima. Es democrática", dijo el legislador socialista Henri Emmanuelli. "Para mí, el señor Sarkozy es el presidente y no conduciremos una tercera vuelta (de la elección) a través de la violencia callejera", agregó a la cadena de televisión LCI.

Viaje en yate

Sin embargo, los socialistas no fueron tímidos a la hora de criticar las vacaciones de Sarkozy frente a la isla mediterránea de Malta, diciendo que mostraba que es amigo de los ricos y que no está en contacto con los problemas de los franceses normales.

El diario Le Monde informó que el magnate de los medios Vincent Bollore había invitado a Sarkozy y a su familia a viajar en su avión privado y quedarse en su yate. Bollore dijo en un comunicado que su grupo nunca tuvo vínculos comerciales con el Estado francés, añadió el periódico.

Durante su campaña, los críticos atacaron los vínculos cercanos de Sarkozy con los medios y los grandes empresarios.

Ahora ve
No te pierdas