Papa crea expectativas en Brasil

Será la primera visita en dos años del pontificado al país con mayor población católica del mun
SAO PAULO (CNN) -

Una enorme expectativa se apoderó el miércoles de Brasil por la llegada del Papa Benedicto XVI, quien arribará a la ciudad de Sao Paulo en la tarde para iniciar su primera visita en dos años de pontificado al país con la mayor población católica del mundo.

El arribo del alemán Joseph Ratzinger está previsto para las 16.30 hora local (2130 GMT), cuando será recibido en el aeropuerto internacional de Sao Paulo por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Enseguida, el Pontífice recibirá las llaves de la mayor ciudad de América del Sur de manos del alcalde, Gilberto Kassab, y luego recorrerá en papamóvil el trayecto que lo llevará hasta el monasterio benedictino Sao Bento, donde se alojará.

La visita papal se extenderá hasta el próximo domingo.

En una muestra de fe y devoción, algunos fieles enfrentaron la fuerte lluvia que cayó en la madrugada del miércoles en Sao Paulo y se apostaron ante el convento, desde donde se espera que el Pontífice bendiga a los brasileños.

Una peregrina llegada desde el lejano estado de Paraíba, en el noreste del país, agitaba frente al convento una bandera blanca escrita con la palabra paz.

La seguridad en el lugar fue reforzada y un vidrio blindado fue instalado en uno de los balcones del monasterio, desde donde el Papa saludará a la población.

La visita papal a Brasil es vista como un esfuerzo del Vaticano para reforzar el catolicismo en el país, donde la Iglesia Católica ha perdido poder y fieles a manos de cultos pentecostales.

Miles de personas comenzaron a movilizarse dentro de Brasil y desde países vecinos para asistir a la misa campal que el Papa oficiará el viernes en un aeropuerto de Sao Paulo, a la que se espera una asistencia de más de un millón de fieles.

En esa ceremonia, el Pontífice canonizará como el primer santo nacido en el país al sacerdote franciscano fray Galvao, quien vivió en los siglos XVIII y XIX.

Muchos también llegaban a Sao Paulo para asistir a un previsto encuentro del Papa con los jóvenes en un estadio de fútbol el jueves, al que se espera una concurrencia de 35,000 fieles.

"Estoy feliz de estar aquí, con mucha alegría y con mucha fe", dijo Paula, una joven que llegó a una terminal de autobuses de Sao Paulo desde Goiania, en el distante centro-oeste del país, con una mochila a cuestas y una biblia en la mano.

Cientos de autobuses y automóviles particulares se movilizaban también desde el interior de Brasil hacia Sao Paulo y Aparecida, la otra ciudad brasileña incluida en el itinerario del Pontífice y donde se levanta el mayor santuario del país.

En esa localidad el Papa inaugurará el domingo, antes de regresar a Roma, la V Conferencia Episcopal latinoamericana, que dará directrices para la acción de la Iglesia en la región.

El Papa visitará también una granja donde se recuperan adictos a las drogas ubicada en la ciudad de Guaratinguetá, cerca de Aparecida y cuna de fray Galvao.

En tanto, el jueves, Benedicto XVI mantendrá una entrevista reservada con el presidente de Brasil, en la que se espera que se discutan políticas sociales del Gobierno, entre otros asuntos.

El portavoz de la presidencia brasileña dijo el miércoles que Lula no pretende tratar asuntos polémicos en su encuentro con el Papa, como el tema del aborto.

Ahora ve
No te pierdas