Calderón busca relación con Venezuela

El presidente mexicano afirmó que le gustaría restablecer relaciones diplomáticas con Venezuela en el 2005 México y el país sudamericano retiraron a sus respectivos embajadores.
Felipe Calderón participará en la Cumbre del G8 que iniciará

El presidente de México, Felipe Calderón, afirmó este martes que le gustaría restablecer relaciones diplomáticas con Venezuela, pero indicó que Caracas no tiene prisa, al tiempo que pidió ser "comprensivos y respetuosos" con Cuba.

"Me gustaría mucho (restablecer las relaciones diplomáticas suspendidas con Caracas), pero tengo la impresión de que la otra parte no tiene prisa (.) Chávez no es mi referencia", declaró Calderón al diario conservador Le Figaro.

El presidente de México, que este martes hará una escala en París en el marco de su gira europea, señaló a preguntas sobre este tema que "no se trata de tener relaciones estrechas a cualquier precio".

"Hay divergencias que no se pueden barrer bajo la alfombra. Los derechos humanos son universales, como los principios democráticos, y, en ese marco, espero restablecer las buenas relaciones con todos" comentó.

México y Venezuela mantienen actualmente sus relaciones diplomáticas a nivel de encargado de negocios, luego que retiraron sus respectivos embajadores en noviembre de 2005.

Sobre la actitud de México hacia Cuba, Calderón estimó que "hay que ser comprensivo y respetuoso".

"Sería absurdo cerrar puertas para el futuro. Es impensable que los cubanos elijan la economía de mercado si el mundo exterior continúa bloqueando las posibilidades de comercio e inversión" en la isla, añadió.

Durante la entrevista, el mandatario mexicano consideró que tiene la impresión de que tiene puntos de vista comunes con su homólogo galo Nicolás Sarkozy.

"Presiento que tenemos puntos comunes, política e ideológicamente. Si hoy somos cercanos lo seremos más en el futuro", declaró Calderón.

Calderón será el primer jefe de Estado latinoamericano que se reúna con el nuevo gobernante galo, que inició su mandato de cinco años hace tres semanas.

En su primer encuentro, que tendrá la forma de una cena de trabajo en el Palacio del Elíseo, residencia oficial de los presidentes franceses, los dos platicarán acerca de temas de la agenda internacional, revelaron fuentes diplomáticas.

"Queremos asumir nuestros responsabilidades en los asuntos internacionales de manera muy activa", explicó a Le Figaro Calderón, quien a partir de este miércoles participará en la cumbre del G-8 en Alemania, la primera a la que asistirá Sarkozy.

"Pienso particularmente al calentamiento climático, en este tema, la mayor responsabilidad corresponde a los países desarrollados, pero no creo que los países en vías de desarrollo no deban actuar", agregó Calderón.

El presidente mexicano destacó a una pregunta sobre el medio ambiente que en México "trabajamos sobre esta cuestión duramente" y detalló los planes en esta materia del gobierno federal.

Por otro lado, subrayó que en política exterior el "objetivo es que México desempeñe un papel moderador no solamente en esta región (latinoamericana) sino también en todo el resto del continente americano, a través de una política exterior activa y responsable".

La visita de Calderón a Francia, que sólo durará unas horas, se enmarca en una gira europea del presidente mexicano que incluye el Vaticano, Italia, Alemania y Dinamarca.

De su lado, el portavoz de Sarkozy, David Martinon, señaló que el nuevo gobierno de Francia buscará "reforzar el diálogo y la cooperación" con México, país con el que Francia mantiene unas relaciones "excelentes", según su cancillería.

En una breve declaración emitida la víspera, el vocero del nuevo presidente francés señaló que la cena de trabajo que mantendrán en París Sarkozy y Felipe Calderón será "el preludio" de ese reforzamiento.

Ahora ve
No te pierdas