ETA pone fin a la tregua de paz

El grupo armado separatista vasco anunció el fin del acuerdo de paz que duró 15 meses; desde sus inicios, hace 40 años, la ETA ha sido responsable por la muerte de más de 800 persona
La ETA dijo que culpaba al gobierno por el fracaso en los pr  (Foto: )
MADRID (AP) -

El grupo armado separatista vasco ETA anunció este martes que le ponía fin a una tregua de 15 meses, anticipo a lo que las autoridades temen podría ser una nueva ola de atentados.

ETA dijo en una declaración enviada a dos diarios vascos que quería ''anunciar que abandona la tregua permanente y que ha decidido actuar en todos los frentes en defensa de Euskal Herría (la patria vasca) a partir de las 00.00 (hora local) del 6 de junio del 2007'', además de culpar al gobierno del fracaso del proceso de paz.

La banda armada no consideró que el atentado del 30 de diciembre en el madrileño aeropuerto de Barajas, donde murieron dos inmigrantes ecuatorianos, una violación de la tregua.

''No se dan las condiciones democráticas mínimas que se requieren para realizar un proceso de negociación'', dijo ETA.

Cuando ETA declaró la tregua en marzo del 2006, dijo que era permanente y que quería un fin político negociado al conflicto iniciado hace casi 40 años, que ha dejado más de 800 muertos y convertido al grupo en la última organización armada de su tipo en Europa.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció en junio del 2006 que su gobierno dialogaría con ETA para solucionar el conflicto, sin hacer concesiones políticas.

Este diálogo, nunca confirmado por el gobierno, pero que se considera fue llevado a cabo, no logró avances y el gobierno de Rodríguez Zapatero dijo luego del atentado en diciembre que no tendría más contactos con ETA.

En una breve alocución televisada a todo el país desde el palacio de La Moncloa, la sede oficial del gobierno, Rodríguez Zapatero dijo que la tregua de hecho ya había concluido en diciembre con el atentado de Barajas y destacó que en otras ocasiones ETA ya había anunciado treguas, para reanudar luego la lucha armada.

El presidente del gobierno destacó su ''agradecimiento'' a los diversos partidos políticos por haber dado ''un respaldo incondicional al Gobierno y su compromiso'' durante la tregua.

''Hoy ETA ha tomado la misma decisión que otras veces en el pasado y, ahora como entonces, ETA vuelve a equivocarse'', dijo el presidente del gobierno, y agregó que la respuesta del estado de derecho ''será la que siempre han dado los gobiernos de España'', en base a ''la defensa común de los valores e instituciones democráticas, la estricta aplicación del Estado de Derecho, la eficacia de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y en la cooperación internacional''.

Rodríguez Zapatero insistió que España es ''un país fuerte'' y su sociedad ''ha mostrado a través de un periodo ya muy largo que su dolor no debilita su fortaleza, que el sufrimiento no merma su determinación''.

Para el mandatario, la senda que quiere la sociedad vasca y la española es ''el camino de la paz, que sólo tiene un final, el del abandono definitivo de las armas, un camino que sólo puede iniciarse y recorrerse con la renuncia completa a la violencia''.

El presidente del gobierno pidió una vez más a ETA que deponga las armas y se mostró confiado que ''tarde o temprano, la sociedad española logrará la paz''.

Durante su intervención, Rodríguez Zapatero se dirigió ''singularmente'' a los ciudadanos vascos para decirles que ha realizado ''todos los esfuerzos posibles para alcanzar la paz y abrir un marco de convivencia''.

El presidente del gobierno dijo estar convencido de que ''la mayoría de los ciudadanos vascos conocen la autenticidad del esfuerzo que el gobierno ha realizado'' y que su ''mayor esperanza'' descansa en la profunda voluntad de la mayoría de la sociedad vasca y de la sociedad española de vivir en paz y en libertad''.

El político socialista insistió que ''hoy quiero asegurar que el gobierno con la fuerza de la ley y del estado de derecho pone y pondrá todos los medios para la defensa de la convivencia, de la libertad y de la seguridad de todos los ciudadanos''.

ETA culpó a Rodríguez Zapatero del fracaso del proceso de paz y afirmó que las elecciones locales del 27 de mayo fueron conducidas de manera ilegítima en el país vasco, porque los políticos de extrema izquierda que quisieron participar en ellas no pudieron por orden de la justicia española, por su relación con el proscrito brazo político de ETA, Batasuna.

''El talante de Zapatero se ha convertido en fascismo que niega sus derechos a partidos y ciudadanos'', dijo ETA.

Ahora ve
No te pierdas