Papa dice que proliferan sectas en AL

El papa Benedicto XVI denunció la ''proliferación de las sectas'' en América Latina; exhortó a la región a estar ''unida en la fe'' para contrarrestar este fenómeno.
El Papa hace un llamado a los latinoamericanos a su fe. (Arc  (Foto: )
CIUDAD DEL VATICANO (AP) -

El papa Benedicto XVI denunció el jueves la ''proliferación de las sectas'' en América Latina y exhortó a la región a estar ''unida en la fe'' para contrarrestar este fenómeno.

Debe ser, dijo, la ''Iglesia de la esperanza'', que ''siente la necesidad de luchar en favor de la dignidad del hombre, por una justicia verdadera''.

La promoción social debe ir acompañada con el anuncio del evangelio, dijo el Papa al recibir a los representantes de la fundación ''Populorum progressio'' para América Latina y los países del Caribe con ocasión de su reunión anual.

Señaló que el trabajo de esta fundación es un ejemplo que debe ser imitado en la ayuda sin paternalismo y sin humillación de los pobres.

La fundación fue creada hace 15 años por el papa Juan Pablo II para ayudar a los pueblos indígenas, a los campesinos y a los pueblos afroamericanos de América Latina y el Caribe. Tomó su nombre de la encíclica ''Popolorum progressio'' del papa Pablo VI, que este año celebra el cuadragésimo aniversario.

Benedicto XVI dijo que al instituir esta fundación, ''el Papa pensaba en los pueblos que, amenazados en sus costumbres ancestrales por una cultura postmoderna, pueden ver destruidas sus propias tradiciones, tan dispuestas a acoger la verdad del Evangelio''.

''La fundación es fruto de la gran sensibilidad que Juan Pablo II demostraba por los hombres y mujeres que más sufren en nuestra sociedad. Este trabajo, emprendido hace quince años, debe continuar siguiendo los principios que han distinguido su empeño en favor de la dignidad de todo ser humano y de la lucha contra la pobreza''.

Recordó su reciente viaje a Brasil para inaugurar en mayo la Conferencia Episcopal de América Latina.

''Como he afirmado en mi reciente viaje pastoral a Aparecida, la Iglesia en aquellas naciones afronta enormes desafíos, pero al mismo tiempo es la Iglesia de la esperanza, que siente la necesidad de luchar en favor de la dignidad de todo hombre, de una verdadera justicia y contra la miseria de nuestros semejantes''.

''América Latina es una parte del mundo, rica por sus recursos naturales, donde las diferencias en el nivel de vida deben dar paso a ese espíritu de compartir los bienes'', expresó.

''Este espíritu de compartir lleva a cabo un crecimiento de la dignidad humana y es también una forma eficaz para rechazar las sectas'', agregó.

Ahora ve
No te pierdas