Astronautas no reparan computadoras

Los sistemas descompuestos controlan la orientación de la plataforma y su producción de oxígeno la NASA evalúa adelantar el lanzamiento de otra nave con repuestos para los cosmonautas.
Los cosmonautas fallaron en reparar los sistemas (AP).
HOUSTON (AP) -

Las autoridades espaciales rusas dijeron el viernes que están considerando la posibilidad de adelantar el envío de una nave de carga al espacio, donde los cosmonautas a bordo de una estación internacional todavía no han podido reparar las computadoras que controlan la orientación de la plataforma y su producción de oxígeno.

El problema comenzó con una sobrecarga de electricidad estática en momentos en que conectaban cables a los nuevos paneles solares de la plataforma, reveló Nikolai Sevastyanov, no de los directivos del programa espacial ruso.

Agregó que se estaba considerando la posibilidad de adelantar el lanzamiento de la nave de carga Progreso dos semanas, al 23 de julio, para que haga llegar repuestos.

Si no logran reparar el sistema de navegación, la nave se acercará unos 60 kilómetros (37 millas) y para septiembre se encontraría a 320 kilómetros (200 millas) de la Tierra, según el jefe de la misión de control rusa Vladimir Solovyov. Indicó que esa perspectiva no es alarmante.

''Tenemos suficiente tiempo para resolver la situación. No hay que apresurarse'', manifestó.

Los ingenieros desconectaron el sistema de generación de oxígeno, llamado Elektron, el cual depende de las computadoras, pero dijeron que en la estación hay oxígeno para 90 días.

El transbordador Atlantis está acoplado a la estación y sus propulsores pueden ayudar a que mantenga la posición indicada.

''Hemos tenido fallas de computadoras en el pasado, y salimos adelante, pero esta situación es mucho más complicada'', expresó el cosmonauta Pavel Vinogradov por televisión. ''Tenemos el transbordador acoplado a la estación y los estadounidenses hacen caminatas espaciales (para hacer reparaciones). Hay que mantener la orientación de la estación''.

Los cosmonautas rusos trabajaron durante la noche pero solo lograron poner en funcionamiento uno de los tres generadores de las computadoras antes de que los controladores les dijesen que se fuesen a dormir.

''(Las computadoras) No pudieron comunicarse adecuadamente'', expresó la directora de vuelos de la NASA Holly Ridings.

Antes de abocarse al reinicio de las computadoras, desconectaron el flujo eléctrico entre las estaciones rusa y estadounidense y luego lo reanudaron, con la esperanza de que una mala conexión entre la rusa y paneles solares instalados esta semana pueda haber sido la causa del problema. Todavía no se sabía si efectivamente así había sido.

''Un conducto de electricidad tiene un campo magnético a su alrededor, que puede afectar otros sistemas cercanos'', indicó Mike Suffredini, director del programa de la estación espacial en la NASA. ''Esa es la teoría predominante hoy''.

Si el suministro de electricidad generado por los nuevos paneles es el problema, la sección rusa puede recibir energía de otro grupo de paneles solares.

La NASA ha dicho que, en el peor de los casos, si no se resuelve el problema de las computadoras, los tripulantes de la estación tendrían que regresar a Tierra antes de lo programado.

Bill Gerstenmaier, de la NASA, opinó que las posibilidades de que haya que abandonar la estación por el problema con las computadores son ''remotas''.

Su correligionario Howard Dean afirmó que las marchas de inmigrantes ''ayudaron a ponerle un rostro humano'' al debate sobre el tema y que los inmigrantes ''son a menudo los únicos que ven las consecuencias humanas de un sistema de inmigración con grandes fallas''.

Ahora ve
No te pierdas