Ebrard dice no a Gobierno federal

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México descalificó las peticiones del Gobierno federal; el secretario del Trabajo había pedido aplicar la ley a maestros del CNTE que protestan en la c
Ciudad de México (Notimex) -

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, advirtió que responderá con respeto y firmeza a todo funcionario que se atreva a calificar y trate de imponer una línea a su administración.

Esto luego de que la víspera envió una carta al secretario del Trabajo, Javier Lozano, tras la solicitud del funcionario de aplicar la ley a maestros de la Coordinadora Nacionl de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes están en plantón en la Plaza de la República, sostuvo que la relación del Gobierno del Distrito Federal con la Federación será la de mantener "una coexistencia pacífica".

Y en ese caso un funcionario como el secretario de Trabajo y Previsión Social "se atreve a calificar al gobierno de la ciudad y querer imponer una línea política" a lo cual respondió: "yo fui electo por la ciudadanía, no trabajo para ellos".

Entrevistado al término de la entrega de escrituras en el zócalo capitalino, Ebrard externó que su obligación es con los electores de la ciudad de México donde, señaló, se trabaja y actúa con firmeza y prudencia.

Indicó que sólo defiende la postura del Gobierno de la Ciudad de México y lo externa a la opinión pública y "de ahí no nos vamos a mover".

Afirmó que Javier Lozano evalúa la línea política del Gobierno del Distrito Federal y en su misiva infiere que "no estamos haciendo nuestro trabajo cuando acabamos de impedir que se tome su propia oficina" por maestros de la CNTE que se mantienen en plantón frente a la sede del ISSSTE.

Apuntó que en la carta que envió la noche del jueves a Lozano en respuesta a la que este último le dirigió expuso la postura del Gobierno del Distrito Federal.

Ebrard señaló que la Constitución es muy clara y la administración local no está de acuerdo en que se prohíban las manifestaciones, siempre y cuando se cumpla con las disposiciones legales de no afectar a terceros y no se violente la ley.

Asimismo, anotó, el Artículo 3 de la carta magna señala que el gobierno no puede hablar a contentillo; "eso se llama represión", por lo que todos los días se trabaja para tratar de reducir al máximo las afectaciones que pudiera haber".

El jefe de gobierno capitalino recalcó que 80% de las marchas que generan en la ciudad de México tienen origen en problemas federales y resolverlos no está en manos de la administración local.

Finalmente descartó que el secretario de Seguridad Pública capitalino, Joel Ortega, vaya a renunciar al cargo, y aseguró que por ahora no se prevé ningún cambio en el equipo que gobierna la ciudad de México.

Cabe recordar que Andrés Manuel López Obrador recientemente anunció que el 1 de julio tomará las calles de la ciudad por el festejo del 2 de julio pasado cuando perdió por un supuesto fraude las elecciones presidenciales.

Ahora ve
No te pierdas