Norcorea podría frenar medidas nucleares

Un funcionario dejo que la visita del organismo de control nuclear de la ONU está en duda; planteó incertidumbre sobre las medidas de desarme.
PEKIN (CNN) -

Una visita del organismo de control nuclear de la ONU a Pyongyang prevista para la semana próxima está en duda, dijo el jueves un funcionario norcoreano, planteando incertidumbre sobre las medidas de desarme, incluso aunque el enviado nuclear estadounidense viajó a ese país.

Christopher Hill arribó el jueves a Pyongyang, días después de que el Estado comunista indicó que se movería para cerrar su reactor nuclear de Yongbyon.

También dijo que permitiría el retorno de los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) como parte de un acuerdo inicial de desarme, alcanzado en febrero.

Corea del Norte se había rehusado a cumplir con el acuerdo hasta que 25 millones de dólares congelados en el Banco Delta Asia de Macao fueran liberados con ayuda de Estados Unidos.

Pero más tarde el progreso en las negociaciones nucleares largamente paralizadas se vio ensombrecido por el anuncio de Corea del Norte que una visita de la IAEA a Pyongyang podría detenerse por el dinero.

Un diplomático norcoreano dijo que los 25 millones de dólares de fondos de Corea del Norte congelados que estaba previsto que lleguen a una cuenta del Estado comunista en Rusia aún no lo habían hecho, contradiciendo informaciones anteriores.

"Por ahora, los fondos congelados no llegaron a nuestra cuenta bancaria. Nadie sabe por qué se pospuso el envío", expresó Hyon Yong Man, asesor de la embajada de Pyongyang en Viena, en donde la IAEA tiene sus oficinas centrales.

"Nuestra parte le ha informado a la IAEA que no tenemos objeciones en preparar la visita como un plan, pero no estamos listos para dar nuestra confirmación oficial para la visita según lo programado por la agencia (la próxima semana)", agregó.

Separadamente, Corea del Norte acusó a Surcorea de enviar buques a sus aguas territoriales frente a la costa oeste, y advirtió sobre acciones de represalia.

Seúl negó que sus buques hayan ingresado a aguas de Corea del Norte.

Giro abrupto

El giro abrupto arrojó incertidumbre sobre el creciente impulso del acuerdo de desarme nuclear y las menciones de una posible nueva ronda de las negociaciones a seis bandas. Dichas conversaciones reúnen a las dos Coreas, Estados Unidos, China, Japón y Rusia.

Funcionarios de Pekín, Seúl y Tokio dijeron que no estaban al tanto de la última declaración norcoreana sobre la visita de la IAEA, y no se pudo contactar a Hill para que hiciera comentarios.

La visita sorpresiva del enviado nuclear estadounidense a Norcorea se produjo al tiempo que el ministro de Relaciones Exteriores filipino, de regreso del aislado Estado, dijo que Pyongyang está comprometido con mantener sus promesas bajo el acuerdo de desarme, pero quería que otros hicieran lo mismo.

En una señal de que aumenta el ritmo diplomático, China dijo que su ministro de Relaciones Exteriores, Yang Jiechi, visitaría Corea del Norte a principios de julio.

Ahora ve
No te pierdas