Condenan a muerte a primo de Hussein

"Alí el químico" es acusado de crear una campaña genocida de Irak contra los kurdos; Un tribunal también sentenció a otros dos integrantes de la jerarquía del extinto Hussein.
BAGDAD (CNN) -

Un tribunal iraquí condenó a muerte el domingo al primo de Saddam Hussein conocido como "Alí el químico", por ser el cerebro de una campaña genocida contra los kurdos en los años ochenta.

Ali Hassan al-Majeed, con aspecto cansado y vestido con la túnica tradicional árabe, tembló al oír el veredicto, dijo un testigo. Al dejar la sala afirmó: "Alabado sea Dios".

Majeed, cuyo nombre despertaba el temor entre los iraquíes, dirigió una campaña militar contra los kurdos en el norte del país en la que se utilizaron armas químicas, se arrasaron pueblos, se destruyeron los cultivos y se mató a decenas de miles de personas.

El tribunal también sentenció a muerte a otros dos integrantes de alta jerarquía del régimen de Saddam por su intervención en la campaña de 1988, bautizada como Anfal (botín de guerra).

Otros dos fueron condenados a cadena perpetua y el quinto, antiguo gobernador de la provincia de Mosul, fue absuelto por falta de pruebas.

Saddam era el séptimo procesado, hasta que fue ejecutado en diciembre por otro juicio.

Los kurdos iraquíes llevaban muchos años pidiendo justicia por una campaña que dejó profundas cicatrices en su montañosa región.

Según los fiscales, hasta 180,000 personas murieron en los siete meses de la operación de "tierra quemada".

La población de muchos pueblos, declarados "zonas prohibidas", desapareció, ejecutada o deportada. El gas mostaza se utilizó sobre muchas zonas, y de ahí que Majeed se ganara su terrible apodo de "Alí el químico".

El primo de Saddam reconoció durante el juicio haber ordenado a las tropas que ejecutaran a los kurdos que ignoraron las órdenes de abandonar sus pueblos, pero no confirmó la utilización de armas químicas.

Sus abogados argumentaron que Anfal tenía objetivos militares legítimos: las guerrillas kurdas, que se aliaron con Irán en la última etapa de la guerra de 1980-88 entre los dos países vecinos.

Pero los historiadores dicen que Saddam pretendía establecer un ejemplo con los incontrolables kurdos, que suponen el 20 por ciento de la población iraquí, para los opositores a su régimen y mostrar lo que ocurría a los que desafiaban su autoridad.

Majeed estaba considerado como el principal brazo ejecutor de Saddam, un hombre con una reputación de brutalidad que fue utilizado por el dictador para aplastar la disidencia. También tuvo un papel importante en el aplastamiento de la rebelión de los chiítas en el sur del país tras la primera Guerra del Golfo, en 1991.

Los grupos internacionales de defensa de los derechos humanos han criticado el juicio por fallos fundamentales de procedimiento e interferencias del Gobierno.

Ahora ve
No te pierdas