4.8% de población mundial consume drogas

Más de 200 millones de personas consumen algún tipo de sustancia ilegal según informó la ONU; en 2006, casi 159 millones de personas consumían mariguana y 14.3 millones recurrían a la coc
En el 2006 más de 159 millones de personas consumieron marig  (Foto: )
PARÍS (Notimex) -

La producción ilegal, el tráfico y el consumo de drogas en el mundo se mantuvo estable entre el periodo 2005-2006, mientras que 4.8% de la población (200 millones de personas) entre 15 y 64 años consume algún tipo de sustancia ilegal.

El reporte 2007 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), difundido en Ginebra, señaló que "el problema de la droga en el mundo empieza a estabilizarse, así que, con suerte, en unos años habrá estadísticas que confirmen esta tendencia".

En su informe sobre el panorama de los estupefacientes a nivel mundial, el director de la ONUDD, Antonio Maria Costa, indicó que en el caso de casi todas las drogas hay signos de estabilidad general y se refleja tanto en la producción como en el tráfico y consumo.

Destacó que en Colombia disminuyó el cultivo de la hoja de coca y en Estados Unidos bajó el consumo de cocaína, pero se registró un alarmante incremento en Europa, en especial en España, donde el consumo por la cocaína se cuadriplicó.

En 2006, casi 159 millones de personas, 3.8% de la población mundial entre 15 y 64 años de edad, consumían cannabis, mientras que 14.3 millones recurrían a la cocaína, 11.1 millones a la heroína y 8.8 millones al éxtasis, según estimaciones de la ONUDD.

Pare reducir esta lacra, el organismo propuso incrementar las "acciones preventivas", como la práctica de análisis médicos de detección precoz, terapias más eficaces o la integración de los tratamientos contra la toxicomanía en los programas de salud pública.

Costa explicó que más del 45% de la cocaína que se produce en el mundo y más de 25% de la heroína son actualmente incautados y sacados del circuito, en comparación con 21% y 15% respectivamente en 1999.

Sin embargo, el principal problema está en Afganistán, donde se ha registrado un fuerte aumento del cultivo de opio, por lo que se ha convertido en el mayor proveedor de drogas del mundo.

Por este motivo, si se consigue extirpar en ese lugar "el cáncer de la droga y la insurgencia talibán, se liberará al mundo de la principal fuente del estupefaciente más peligroso", el opio, destacó Costa al presentar el informe.

Desde una perspectiva global, en cambio, la ONUDD observa cambios positivos, ya que en casi todos los mercados de drogas, como la cocaína, la heroína, el cannabis y las anfetaminas, presentan "signos de estabilidad" tanto en la producción como el tráfico y consumo.

Sin embargo, "no podemos quitar el pie del freno. Siguen siendo decisivas la prevención del consumo de drogas y una atención eficaz a la salud", explicó Costa.

"Si se quiere reducir el problema de la droga a largo plazo, es necesario intervenir a nivel del consumo, tratar el problema en su raíz, es decir a nivel de los consumidores", concluyó Costa.

 

 

Ahora ve
No te pierdas