La CIA divulga informes secretos

La agencia de inteligencia difundió documentos sobre sus más controversiales misiones; los informes hablan sobre complots para asesinar a Castro hasta actos de espionaje contra EU.
La CIA divulgó los informes internos que hablan sobre los co  (Foto: )

La CIA divulgó este martes centenares de páginas de informes internos sobre sus más controversiales misiones: complots para asesinar a Fidel Castro, pruebas secretas de drogas alucinógenas y actos de espionaje contra estadounidenses.

Las 693 páginas difundidas se basan, en su mayor parte, en recuerdos de agentes activos de la CIA en 1973. Al principio, los informes fueron entregados a tres diferentes comités investigadores: la Comisión Rockefeller, creada por el presidente Gerald Ford, el comité Church (por el senador demócrata Frank Church) y un comité de la cámara de representantes.

En los documentos se ofrecen detalles sobre los varios intentos de asesinato contra Castro, sobre experimentos con drogas como el LSD en los cuales se usaron como involuntarios cobayos a ciudadanos norteamericanos, el espionaje electrónico de periodistas y de activistas por los derechos civiles y contrarios a la guerra de Vietnam, la apertura de correspondencia enviada de Estados Unidos a China y la Unión Soviética, y el ingreso ilegal a viviendas de ex empleados de la CIA, y de otras personas.

Los paneles pasaron años investigando los documentos. El escándalo enlodó la reputación de la CIA e hizo que se adoptaran nuevas normas para supervisarla y a otras agencias de seguridad y de espionaje.

De acuerdo a uno de los documentos, en agosto de 1960 la CIA reclutó al ex agente del FBI Robert Maheu, un alto asesor del millonario Howard Hughes en Las Vegas, para que se contactara con el jefe mafioso Johnny Roselli. La tarea de Maheu era hacerse pasar por representante de una corporación internacional que deseaba el asesinato de Castro.

Roselli presentó a Maheu a dos mafiosos, ''Sam Gold'', en realidad Momo Giancana, sucesor de Al Capone en Chicago, y a ''Joe'', quien era Santos Trafficant, otro célebre gángster. La CIA les dio a los delincuentes seis píldoras envenenadas. Durante varios meses, los mafiosos intentaron, de manera infructuosa, que alguien le pusiera el veneno en la comida de Castro. El complot fue abandonado luego del intento de invasión de Bahía de Cochinos. Sin embargo, de acuerdo a los documentos, hubo otros intentos de asesinato contra Castro.

Los documentos fueron obtenidos gracias a gestiones de Thomas Blanton, director del Archivo Nacional de Seguridad, una entidad privada. Blanton reclamó los documentos señalando que era un derecho garantizado por la Ley de Libertad de Información.

Ahora ve
No te pierdas