Senado intenta revivir debate migratorio

Los legisladores de EU podrían retomar el debate formal de la iniciativa de reforma migratoria; para que cada etapa del proceso legislativo avance, son necesarios 60 de los 100 votos del Sena

El Senado de Estados Unidos retomará este martes la discusión sobre el polémico proyecto de reforma migratoria con una votación clave sobre la reanudación del debate formal de la iniciativa.

El reinicio del debate, en caso de aprobarse, podría culminar con una consideración final de la ley hasta el término de la semana que viene, dijeron fuentes legislativas.

"Esta ley debe pasar", dijo el viernes el líder de la mayoría demócrata, el senador Harry Reid, a periodistas.

"Tenemos confianza de que podemos llegar a aprobarla. Es una ley mucho mejor que la primera", agregó.

Como ejemplo, Reid mencionó la incorporación del presupuesto adicional de 4,400 millones de dólares al proyecto para reforzar la seguridad fronteriza.

Avanzar en cada etapa del proceso legislativo exige 60 de los 100 votos del Senado.

Intentos anteriores para proseguir hacia una votación final fracasaron debido, principalmente, a la oposición de legisladores republicanos.

"(El proyecto) está siendo resucitado", dijo el senador John Kyl, que lidera el lado republicano de la coalición bipartidista defensora del proyecto.

El senador señaló que una votación final podría ocurrir hasta el próximo viernes y que varias enmiendas para reforzar la seguridad fronteriza y facilitar la reunificación familiar de inmigrantes deben ser consideradas durante el proceso.

El proyecto propone la legalización de unos 12 millones de inmigrantes ilegales en el país con varias condiciones y crea un programa de trabajo temporal para futuros inmigrantes, además de aumentar la seguridad en la frontera.

Varios republicanos conservadores están en contra a la iniciativa porque dicen que legalizar a los indocumentados es dar amnistía a personas que violaron la ley.

Si llegara a ser aprobada, la reforma sería una gran victoria para el presidente George W. Bush, un defensor del proyecto, en su penúltimo año en la Casa Blanca.

Después de aprobado en el Senado, el proyecto pasaría a la Cámara de Representantes. Finalmente, una comisión de ambos cuerpos se reuniría para llegar a un acuerdo y concordar los textos, algo que no sucedió el año pasado.

Ahora ve
No te pierdas