Consejo Europeo condena cárceles de CIA

La institución de derechos humanos aprobó una resolución que condena las prisiones secretas; el Consejo de Europa también pidió la rehabilitación e indemnización de las víctimas encarcelad
Polonia y Rumania colaboraron con la CIA al dar cobertura a  (Foto: )
PARÍS (Notimex) -

El Consejo de Europa, máxima institución sobre derechos humanos en el viejo continente, aprobó hoy una resolución que condena las prisiones secretas de la CIA en Europa y pidió la rehabilitación e indemnización de las víctimas.

El texto, adoptado por amplia mayoría de los diputados, invitó a los 48 países miembros del Consejo "a comprometerse sin reservas a no desempeñar nunca más ningún papel en la autorización del transporte a través de su territorio de personas detenidas en Guantánamo", Cuba.

La resolución instó también desde Estrasburgo a no participar "en la detención de esas personas por la duración que sea".

Recordó asimismo que "la detención secreta viola los compromisos (internacionales) suscritos por Estados Unidos y los Estados miembros" del Consejo de Europa, organismo en el que Washington tiene el estatuto de observador.

La resolución insistió en la "rehabilitación e indemnización de las víctimas" de esos centros de la estadounidense Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Europa y pidió a la Asamblea que instaure un auténtico mecanismo regional de investigación parlamentaria.

El documento fue presentado de manera conjunta con el segundo reporte sobre las prisiones secretas de la CIA, elaborado por el diputado suizo Dick Marty.

El reporte fue aprobado al igual que la resolución por 124 votos a favor, 37 en contra y ocho abstenciones.

Marty denunció en su informe que Polonia y Rumania fueron los dos principales colaboradores de la CIA al dar cobertura a sus operaciones con prisiones secretas y autorizaciones de aterrizaje de aviones con detenidos en sus respectivos territorios.

Los dos países fueron acusados de haber "conscientemente albergado entre 2003 y 2005 centros secretos de detención gestionados por la CIA".

Las autoridades polacas y rumanas negaron a principios de este mes las acusaciones de Marty, incluso representantes de ambas naciones presentaron enmiendas a la resolución, pero fueron rechazadas.

El documento también criticó duramente a Alemania, Italia, Macedonia y Rusia por haber obstaculizado la investigación sobre posibles centros de detención secretos en sus territorios invocando la noción de secreto de Estado.

En este sentido, la resolución señaló que "los conceptos de secreto de Estado o de seguridad nacional invocados por los gobiernos hacen más difícil lograr los procedimientos judiciales o parlamentarios de establecer su responsabilidad y la de sus agentes".

Marty denunció además que The Washington Post y la Casa Blanca acordaron en noviembre de 2005 que el rotativo, que destapó entonces esas operaciones, no citara a Polonia y Rumania como los lugares en los que la CIA estableció centros de detención secretos.

El diputado insistió en que "centenares de personas fueron secuestradas sin control judicial" y algunas de ellas "siguen (detenidas) en Irak, Afganistán, Guantánamo e incluso Europa".

En su intervención ante la Asamblea del Consejo de Europa, Marty resaltó además que la administración del presidente estadounidense George W. Bush admitió la existencia de esos centros frente al silencio de algunos gobiernos europeos.

 

Ahora ve
No te pierdas