Hielo de la Antártida aún no es amenaza

Si la mayor capa de hielo en el mundo se derritiera, el nivel de los mares aumentaría 60 metros según un estudio, por ahora no existe un riesgo inmediato, a pesar del calentamiento global.
Se necesitaría "una buena cuota de calentamiento" para derre
WELLINGTON, Nueva Zelanda (AP) -

La mayor capa de hielo del mundo -con suficiente agua como para elevar los niveles del mar en el planeta en 60 metros (200 pies)- situada en la Antártida, está relativamente estable y no impone ninguna amenaza inmediata a los niveles oceánicos, según una reciente investigación.

Aunque los estudios sobre otras capas de hielo como en Groenlandia y el oeste de la Antártida revelan que corren peligro por el calentamiento global, la llamada capa de la Antártida Oriental ''necesitará una buena cuota de calentamiento'' para verse afectada, dijo el miércoles Andrew Mackintosh, disertante de la Universidad de Victoria.

El aire sobre esta capa de hielo de más de 3,000 kilómetros (1,875 millas) de largo y hasta 4 kilómetros (2.5 millas) de ancho centrada en el Polo Sur seguirá suficientemente frío como para impedir un derretimiento significativo en el futuro cercano, indica la investigación conducida por neocelandeses.

Pero a la larga podría quedar vulnerable a los efectos de los crecientes niveles marinos impulsados por el derretimiento de otras capas de hielo, halló el equipo de Mackintosh. El informe se publicó esta semana en la revista Geology.

''La capa de hielo de la Antártida Oriental es la mayor y más fría y va a ser la última en responder radicalmente'' al calentamiento global, dijo.

''Nuestra investigación sugiere que los cambios en los niveles marinos debido al calentamiento global no serán causados todavía por cambios en la capa de hielo de la Antártida Oriental'', precisó Mackintosh.

A corto plazo, los niveles crecientes del mar se deberán en cambio al derretimiento de glaciares en valles, la expansión termal de los océanos, y el repliegue de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida Occidental, agregó.

Los investigadores hallaron que, de 13,000 a 7,000 años atrás, cuando los niveles del mar subieron más de 100 metros (330 pies), la capa de hielo de la Antártida Oriental se redujo en 200 metros (660 pies) a 350 metros (1,150 pies).

El estudio _conducido con la Universidad Macquarie y la Organización Australiana de Ciencia y Tecnología Nuclear_ no pronosticó cuánto tendrían que subir los niveles del mar para que los bordes de la enorme capa de hielo empiecen a resquebrajarse.

Ahora ve
No te pierdas