Greenpeace se une a protestas contra G8

Activistas de la organización ecologista realizaron una protesta en el mar contra la Cumbre del unas 2,000 personas llegaron nuevamente a la valle metálica, donde la policía los repelió con a
Activistas de Greenpeace fueron perseguidos por la policía a  (Foto: )
KUEHLUNGSBORN, Alemania (AP) -

Activistas de la organización ecologista Greenpeace realizaron este jueves una protesta en el mar contra la Cumbre del Grupo de los Ocho, manifestándose por algunos minutos a bordo de lanchas rápidas mientras en tierra continuaron las confrontaciones.

En tierra, la policía lanzó chorros de agua contra los alzados que por segundo día consecutivo llegaron a la valla que circunda el punto de reunión.

Las autoridades alemanas realizaron una persecución a bordo de embarcaciones de los activistas de Greenpeace en aguas cercanas a la costa de Kuehlungsborn, una población vecina al balneario de Heiligendamm donde se realiza la cumbre del G-8.

Cuatro activistas que estaban en uno de los botes cayeron al agua luego de que su balsa inflable fue golpeada por una lancha policial, según se observó en una transmisión en directo en las pantallas del centro de prensa, instalado en Kuehlungsborn.

La otra balsa fue interceptada sin que se registrara algún incidente, aunque antes de ser arrestados por la policía, los tripulantes alcanzaron a levantar una manta que decía en inglés ''G-8 actúa ahora''.

Imágenes mostraron una lancha más que concluyó su travesía cuando una balsa de las autoridades aterrizó sobre aquella. Los dos tripulantes de Greenpeace aparecieron ante las cámaras sin mostrar heridas.

Heiligendam y sus alrededores se encuentran bajo severas medidas de seguridad por tierra, mar y aire que incluyen el emplazamiento de 16,000 policías y la instalación de una valla metálica de 12 kilómetros.

Tobías Munchmeyer, uno de los voceros de Greenpeace, dijo que la maniobra tuvo como propósito exigir al G-8 un compromiso claro con la protección del medio ambiente y el establecimiento de metas específicas en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, algo que no es considerado probable.

En tierra también se registraron nuevos bloqueos a una de las carreteras de acceso a Heiligendamm en un intento por evitar que les llegue cualquier tipo de provisiones a los líderes de Alemania, Francia, Estados Unidos, Rusia, Japón, Gran Bretaña, Italia y Canadá.

Unos 2,000 activistas llegaron nuevamente a la valla metálica, donde la policía los repelió con chorros de agua.

Ahora ve
No te pierdas