La Cumbre del G8 evita tema de Irak

Los líderes del G8 dirigieron su atención a otros problemas como el calentamiento global y Áfri no se pronunció ni una sola palabra sobre Irak aún con la presencia de Bush y de Blair.
Los líderes del G8 se reúnen para la foto oficial de la cumb
ROSTOCK, Alemania (AP) -

Alguna vez motivo de amargas disputas, la guerra de Irak está extrañamente ausente de la cumbre del Grupo de los Ocho. Una nueva generación de líderes ha dirigido su atención a otros problemas, desde el calentamiento global a la pobreza en África, al tiempo que la guerra se encamina a su quinto año y crece el número de víctimas.

Ni una sola palabra sobre Irak se pronunció en público cuando el presidente estadounidense George W. Bush y el primer ministro británico Tony Blair, dos de los principales arquitectos de la guerra, se tomaron una foto de despedida el jueves en Heiligendamm, ciudad alemana ubicada cerca de Rostock.

El Grupo de los Ocho está integrado por Estados Unidos, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, Canadá, Japón y Rusia.

Tanto Blair como Bush han padecido las consecuencias políticas de la guerra, con bajos niveles en las encuestas de opinión después de que sus promesas optimistas de liberar a Irak de la violencia resultaron ser huecas.

''Esta es la última reunión que tendré con él como primer ministro'', dijo Bush, ubicado junto a Blair. ''Es un momento nostálgico para mí; lo lamento, pero así es la vida. Seguiremos adelante''.

De hecho, Blair saldrá de los escenarios mundiales el 27 de junio, pero a Bush le quedan casi 600 días en el puesto. Probablemente la cuestión iraquí lo atormentará con derramamiento de sangre y frustraciones hasta que concluya su período. La guerra ya le ha costado a los republicanos el control del Congreso y ha opacado el legado del presidente.

Una nueva generación de líderes ha dejado atrás los contenciosos argumentos sobre Irak, en una tregua a ambos lados del Atlántico.

''No están contentos acerca de (Irak)'', dijo Charles Kupchan, ex director de asuntos europeos del Consejo de Seguridad Nacional durante el gobierno de Bill Clinton, y ahora jefe de estudios sobre Europa para el Consejo de Relaciones Exteriores en Washington.

''No van a tocar el tema por nada del mundo, en términos de hacer algo para ayudar a estabilizar el país'', señaló Kupchan. ''Pero creo que la relación ha dejado atrás la animosidad que la guerra ha provocado''.

Es la primera cumbre de Bush sin la presencia de Jacques Chirac como presidente de Francia. Fue el principal opositor a Bush en cuanto a la guerra en Irak e hizo una alianza con el entonces canciller alemán Gerhard Schroeder para oponerse firmemente a que Estados Unidos invadiera el país asiático.

Fue una posición políticamente útil para Chirac y Schroeder, pues esta guerra es muy impopular en Europa. La Casa Blanca se molestó mucho con ambos líderes, y las relaciones de Washington con París y Berlín estuvieron bajo fuerte tensión.

Nicolas Sarkozy es ahora el presidente francés, y se ha mostrado amistoso hacia Estados Unidos, mientras que la nueva canciller alemana, Angela Merkel, busca fortalecer sus relaciones con Washington.

La ausencia de tensiones en torno a Irak hace que esta cumbre sea más del agrado de Bush.

 

Ahora ve
No te pierdas