En riesgo el bienestar de latinos en NY

El 39% de más de 41 mil casos de abuso en Nueva York, ocurrieron contra familias hispanas; los habitantes de la ciudad no cuentan con servicios de apoyo familiar bilingües.
De 8 millones de habitantes en NY, 28% son de origen hispano
NUEVA YORK (AP) -

Los niños hispanos de vecindarios pobres están sufriendo porque sus padres carecen de acceso adecuado a los servicios de apoyo familiar, en algunos casos porque no hablan suficiente inglés, indicó un grupo activista.

De los más de 8 millones de habitantes de la ciudad, el 28% son hispanos.

Aproximadamente el 39% de los 41,015 casos de abuso y negligencia infantil en 2006 ocurrieron en familias hispanas, y 36% de los niños que ingresan a instituciones especializadas en su cuidado son latinos, de acuerdo con un informe difundido por el Comité para Niños y Familias Hispanas, una organización sin fines de lucro.

Las cifras podrían parecer lamentables, pero corresponden a la realidad, dicen los activistas.

''Describen la realidad de los latinos en la ciudad de Nueva York'', dijo Vanessa Ramos, subdirectora de políticas en el comité.

Esas cifras mejorarían si los hispanos tuvieran mayor acceso a asesoría familiar, clases de paternidad y cursos para prevenir el abuso doméstico, señaló.

La organización, se unió a miembros de la Junta de Negros, asiáticos y Latinos del Concejo Municipal para pedir más financiamiento público a las organizaciones con bases comunitarias, en las que los trabajadores tienden a entender la cultura hispana y suelen hablar español.

''Existe una necesidad urgente de servicios preventivos, especialmente en zonas pobres de la ciudad, donde los latinos integran más de la mitad de la población y muchos de ellos no hablan inglés con soltura'', señaló Ramos.

Desde la muerte brutal de una niña hispana de 7 años, Nixmary Brown, en enero del 2006, la agencia municipal de cuidado infantil, la Administración de Servicios Infantiles (ACS), ha recibido un incremento del 31% en los informes de abuso y negligencia de niños.

La ACS, que en ocasiones anteriores había sido notificada de que Nixmary podría estar en riesgo de padecer abusos, hizo varios cambios después de la muerte de la pequeña, lo cual incluyó incrementar en un tercio la cifra de su personal que maneja casos e implementar un nuevo sistema de seguimiento.

Sin embargo, la agencia de bienestar infantil no está lo suficientemente enfocada en niños que hablan español, aunque la carga de hispanos es el triple que la de los pequeños angloparlantes de nacimiento, señalaron activistas. Se requieren más trabajadores sociales bilingües.

 

Ahora ve
No te pierdas