Mineros mexicanos regresan a trabajar

Después del paro de labores durante todo el jueves pasado, las minas operaban con normalidad; el sindicato de los mineros planea otro paro de labores por el poco éxito que obtuvieron en ést
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Minas y plantas refinadoras de metales en México operaban con normalidad el viernes luego de que una paralización de labores de 24 horas afectó algunas operaciones de las gigantes Peñoles y Grupo México, dijo el sindicato.

Una portavoz del sindicato minero dijo que los trabajadores volvieron a sus puestos durante el turno de la mañana.

"Hoy empezaron a trabajar en todas las unidades", dijo la portavoz Carmen Romero.

El paro de labores, anunciado como una protesta nacional de un día, no logró el éxito esperado por los dirigentes laborales y sólo tuvo impacto en algunas minas importantes.

Entre las afectadas estuvieron la mina de zinc San Martín y la mina de plata de Taxco, de Grupo México, así como la mina de plata de Fresnillo, de Peñoles.

El sindicato dijo que la protesta en Fresnillo fue más una reducción de actividades que una paralización.

Las acciones de Grupo México, una de las mayores productoras de cobre del mundo, han sido impulsadas en los últimos días por los altos precios internacionales del metal, y el viernes subían un 2.69%, a 72.8 pesos.

Las acciones de Peñoles avanzaban un 1.31%, a 131 pesos.

Según Grupo México, la protesta no afectó a su gigantesca mina de cobre Cananea, aunque el sindicato insistió en que algunos trabajadores abandonaron sus herramientas en ese yacimiento.

En 2006, cuando una disputa por el liderazgo en el sindicato nacional de mineros provocó meses de huelgas, la concentradora de cobre de Cananea produjo 111,000 toneladas del metal, mientras que su planta de cátodos produjo 64,000 toneladas.

El sindicato mantiene buenas relaciones con Peñoles, pero está duramente enfrentado con Grupo México.

Trabajadores en Cananea, así como en San Martín y Taxco, volverán a paralizar faenas el 16 de julio a menos que la empresa mejore las condiciones de seguridad laboral y acepte negociar un nuevo contrato colectivo laboral con el líder sindical Napoleón Gómez.

El año pasado, una explosión la mina Pasta de Conchos, Coahuila, del Grupo México, causó la muerte de 65 mineros, elevando la preocupación acerca de la seguridad de las minas del país.

Gómez Urrutia abandonó el país el año pasado ante acusaciones de corrupción por parte del gobierno y sindicalistas disidentes.

Recientemente fue restituido en su cargo, aunque aún no ha regresado al país. Sus partidarios se niegan a reconocer el contrato negociado por sus adversarios el año pasado.

El sindicato se reunirá el 11 de julio con un comité de reconciliación en la Secretaría del Trabajo, dijo Romero.

Ahora ve
No te pierdas