Vivir estresado, signo de nuestro tiempo

Según el Instituto Americano del Estrés, este padecimiento es consecuencia del actual modo de v expertos recomiendan reconocerlo y encontrar una estrategia para reducir sus efectos.
El estrés es un común denominador de la vida actual. (Dreams
Regina Reyes-Heroles C.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En la tierra del tequila y el mariachi el estrés no es un factor desconocido, sino que se afronta constantemente.

Según un sondeo del Centro de Estudios de Mercadotecnia y Opinión (CEO) de la Universidad de Guadalajara, 56% de los encuestados considera que los jaliscienses conviven bajo un nivel de estrés alto. Sólo 13% de los encestados dijeron que no han tenido que enfrentar situaciones que les causen estrés.

“El estrés es difícil de definir para los científicos porque es una sensación subjetiva asociada con varios síntomas que difieren entre personas. Además, estrés no necesariamente es sinónimo de angustia”, dice el Instituto Americano del Estrés, (AIS por sus siglas en inglés).

“Es una consecuencia inevitable de la vida” dice el AIS, y recomienda aprender a reconocerlo y encontrar la forma de controlarlo.

Las principales causas del estrés para quienes viven en la zona metropolitana de Guadalajara son el ritmo de vida, el 37.9%, y el trabajo en exceso, el 29.1%. Mientras que las principales consecuencias son la dificultad para concentrarse, el 19.8%, y la baja autoestima, el 18.6%.

Aunque sea un común denominador de la vida diaria, el estrés ya no es una demanda corporal para dejar a un lado, en Japón ya es causa de suicidios y muertes. El año pasado, 231 personas fallecieron por presiones y exceso de trabajo, según la agencia de noticias Notimex.

Sin embargo, también se ha descubierto que  la sobrecarga de labores y responsabilidades no es causa de sufrimiento o estrés para todos los trabajadores. Según una encuesta de la consultora Accenture, aunque 80% de los trabajadores dicen tener una mayor carga de trabajo, 25% no sienten que esto afecte su calidad de vida.

Cuando los jaliscienses se encuentran en una situación de estrés,  62.5% prefieren buscar la forma de afrontarlo, mientras que 24.5% de los encuestados prefiere evitar la situación estresante o escaparse de forma inmediata al estrés.

La encuesta de CEO se llevó a cabo entre el 26 y 27 de junio de este año a 408 personas vía telefónica.

Lo que el AIS recomienda es que cada persona encuentre una estrategia para reducir el estrés antes de que éste invada el cuerpo. Para algunos el ejercicio es una gran ayuda, mientras que otros prefieren salir de compras o escuchar música, y algunos otros, según el instituto, han encontrado que la manzanilla o la hierbabuena ayudan.

Recuerda –como sugiere la AIS—  lo que dijo el teólogo y politólogo estadounidense, Reinhold Niebuhr: “Dame el coraje de cambiar las cosas que puedo cambiar, la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar y la sabiduría para saber la diferencia”.

25 síntomas y señales comunes de estrés:

Dolores de cabeza frecuentes, tensionar la quijada Insomnio, pesadillas

Mareos o desmayos Gripa frecuente Aislamiento y soledad
Tartamudeo Dificultad para concentrarse

  Sudar o sonrojarse con frecuencia

Ataques de pánico

  Mentir o dar excusas con más frecuencia

Temblores en las manos o los labios Dificultad para aprender nueva información

Manos y pies fríos y que sudan

Poco interés en la apariencia personal e impuntualidad

Poco deseo sexual
Dolor en el cuello, espalda o contracciones musculares Dificultad para tomar decisiones Alergias y comezón frecuente

Irritabilidad, sentimiento de frustración Pérdida de peso o rápido incremento de peso sin razón

Boca seca o problemas para tragar Desorganización o ser olvidadizo Náusea, dolores estomacales   Reducción de productividad o eficiencia en el trabajo

Depresión o ansiedad
Ahora ve
No te pierdas