AMLO pide no aprobar reforma fiscal

El ex candidato presidencial aseguró que no se pueden secundar políticas que buscan dañar al pu llamó a los legisladores del Frente Amplio Progresista a votar en contra de la iniciativa.
Ebrard y AMLO en el Zócalo de la Ciudad de México (Notimex).
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Al cumplirse un año de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llamó a diputados y senadores del Frente Amplio Progresista (FAP) a no aprobar la propuesta de Reforma Fiscal del gobierno federal.  

"Cero negociación con quienes sostienen una política contraria al pueblo. Quienes quieren hacer la política tradicional tienen con qué hacerlo, nosotros estamos por hacer una nueva política", subrayó tras marchar durante dos horas y media del Ángel de la Independencia al Zócalo capitalino, donde encabezó una asamblea informativa.  

Acompañado de dirigentes y legisladores de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia, que integran el FAP, el tabasqueño insistió: "Nada de negociaciones con la derecha".   

"No podemos secundar, no podemos ser una izquierda legitimadora  y mucho menos podemos adherirnos como comparsa a la agenda del Fondo Monetario Internacional. No queremos nada con esa política popular y entreguista", sentenció.  

Bajo un intenso sol y ante un Zócalo lleno, expuso que esa iniciativa afecta a pobres, profesionistas independientes, pequeños y medianos comerciantes y empresarios, así como al "endeble" sector productivo, pues se pretende cobrar más impuestos a los trabajadores y a la clase media sin tocar el oneroso gasto burocrático.  

"No vamos a dejar de insistir en que debe de reducirse el costo del gobierno al pueblo. Le cuesta mucho al pueblo mantener al gobierno, no queremos que sigan los salarios altísimos mientras hay desempleo y pobreza en nuestros país", dijo.  

El político tabasqueño señaló que su agenda es distinta al del gobierno federal, pues "para nosotros es imprescindible cambiar la política económica. Debe haber crecimiento económico y generación de empleos".  

El ex candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos hizo hincapié ante sus seguidores, quienes en esta ocasión no desbordaban entusiasmo, de terminar con las millonarias pensiones de se entregan a los ex presidentes de la República.  

Vestido de pantalón azul marino y camisa blanca, López Obrador habló por más de 40 minutos y refrendó su promesa de no permitir la privatización de Petróleos Mexicanos ni de la industria eléctrica.  

Para impedir una eventual acción de ese tipo el ex jefe del Gobierno del Distrito Federal recordó a los manifestantes su compromiso de congregarse sin que medie convocatoria alguno.

Reiteró su compromiso de derogar, en cuanto las condiciones lo permitan, la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).  

De igual forma demandó la renuncia y el castigo a los gobernadores de Oaxaca y Puebla, Ulises Ruiz Ortiz y Mario Marín Torres, y exigió la libertad de Flavio Sosa, líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, y de todos los presos políticos.  

Ahora ve
No te pierdas