Senado de EU discutirá retiro de tropas

Una legisladora republicana patrocinó una iniciativa que ordena la evacuación de las tropas de la ley propone que los militares abandonen la nación árabe a partir de noviembre del 2007.
El proyecto de ley introducido por la senadora republicana o
WASHINGTON (AP) -

Varios senadores republicanos dijeron este miércoles al asesor de seguridad nacional del presidente George W. Bush en privado que no desean esperar hasta septiembre para cambiar la estrategia en Irak.

La reunión de los senadores con el asesor Stephen Hadley ocurrió al mismo tiempo que dos senadores republicanos, Olympia Snowe y Chuck Hagel, anunciaron que respaldarán una resolución de los demócratas que estipula el fin de los combates en Irak para comienzos del año entrante.

El gobierno de Bush ha rechazado todo intento de poner fin a la intervención militar estadounidense en Irak, afirmando que es necesario esperar hasta septiembre, cuando el comandante de las fuerzas estadounidenses allí divulgue un informe sobre el resultado del reciente incremento en el número de fuerzas.

Pero uno de los senadores que se reunió con Hadley, el republicano Pete Domenici, declaró: ''espero que ellos (la Casa Blanca) cambien de parecer''.

Horas antes, Snowe se convirtió en la segunda republicana patrocinar un proyecto de ley que ordena la evacuación de las tropas de combate estadounidenses de Irak, propinando otro golpe al presidente Bush.

Snowe se unió el miércoles a su colega Gordon Smith para copatrocinar un proyecto de ley que exigirá la evacuación de las tropas de combate de la nación árabe a partir de noviembre de este año. En el proyecto de ley, se propone también que Estados Unidos concluya sus combates en Irak el 30 de abril del 2008.

El respaldo de Snowe al proyecto de Smith es un drástico cambio de posición por parte de la senadora pues en meses recientes ella se opuso a una medida similar.

El martes, Snowe dijo que ''dado el hecho de que el gobierno iraquí no está dispuesto a cambiar su dirección política, nosotros tenemos que cambiar nuestra estrategia''. La senadora dijo que la situación en Irak estaba empeorando cada vez más.

Aunque se espera que otros republicanos se opongan a un cronograma de retiro de las tropas norteamericanas de Irak, cada vez más dirigentes políticos del partido de gobierno están reclamando que Estados Unidos ponga fin a sus operativos militares el año próximo. Esos dirigentes temen que la guerra ponga fin a toda posibilidad de que un candidato republicano gane las elecciones presidenciales.

En semanas recientes, al menos 10 legisladores republicanos han dicho que Estados Unidos debe reducir su presencia militar en Irak. El último desafío provino el martes de una importante figura del partido, la senadora Elizabeth Dole, esposa del ex candidato presidencial republicano Bob Dole.

''Para decirlo con sencillez, nuestros soldados están haciendo un gran trabajo, pero no el gobierno iraquí'', dijo Dole. ''Es mi firme esperanza y creencia de que podemos comenzar a traer a nuestras tropas de regreso en el 2008'', añadió.

Las decisiones tienen en lugar en medio de gran descontento en Estados Unidos por la guerra, que muchos consideran una aventura bélica innecesaria y fraguada con argumentos falsos, que ha dañado la imagen del país y ha perjudicado su seguridad al distraer la atención de la red terrorista al-Qaida que estaba afincada en Afganistán.

El gobierno de George W. Bush rechaza tales aseveraciones asegurando que la guerra es un frente importante en la lucha contra el terrorismo, y que sí se puede ganar.

Ahora ve
No te pierdas