Reforma fiscal impulsará infraestructura

El mandatario dijo que de aprobarse los cambios propuestos invertirá 10,000 mdp en infraestruct añadió que busca convertir a México en uno de los mejores destinos de inversión.
Felipe Calderón con José Luis Rodríguez Zapatero en el encue
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Tras recibir el respaldo del gobierno español a su política fiscal, el presidente Felipe Calderón aseguró que de aprobarse su propuesta de Reforma Hacendaria se invertirá al menos la mitad de recursos públicos adicionales en infraestructura.  

"De aprobarse la Reforma Fiscal que he propuesto al país, la Reforma Hacendaria por los que menos tienen, un propósito de mi gobierno es invertir cuando menos la mitad de esos recursos públicos adicionales en infraestructura", dijo el mandatario.  

Eso equivaldría, dependiendo del resultado de la reforma, dar unos 10,000 millones de euros por año adicionales a lo que ahora invierte el gobierno, sin contar la inversión privada que es clave en el Programa Nacional de Infraestructura que presentará el Ejecutivo federal el miércoles.  

Al presidir junto con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el encuentro empresarial México-España en un hotel de esta ciudad, Calderón Hinojosa afirmó estar convencido que por esa y otras razones México está en el momento clave para construir su futuro.  

Ante empresarios mexicanos y españoles, el presidente de México expuso que su gobierno trabaja fuertemente para producir las ventajas en la entrada de mayores inversiones de todo el mundo.  

"Nos lo hemos propuesto explícitamente, queremos convertir a México en uno de los mejores destinos de inversión en el mundo y, por qué no, el mejor si ello es posible".  

También explicó que en el primer trimestre de este año ingresaron al país más de 6,550 millones de dólares (mdd) en inversión extranjera directa, es decir más del doble respecto a lo registrado el año pasado.  

Precisó que el objetivo es abrir oportunidades para la inversión en el desarrollo de los proyectos de infraestructura en los próximos años como un elemento clave detonador del crecimiento del país.  

"Estamos poniendo al día y simplificando el entorno regulatorio con el fin de reducir los costos de instalación y operación de nuestras empresas y, ténganlo por seguro, amigos empresarios, en el gobierno de México hay una firme convicción en favor de la competencia, inversión, legalidad y el Estado de derecho". 

Subrayó a los inversionistas que su gobierno da pasos firmes y decididos en el combate la crimen organizado y a la inseguridad pública, porque "sabemos que esa es una de las condiciones más importantes, no sólo para quien invierte sino para quienes vivimos en este país, tenemos aquí a nuestra familia y queremos que crezca sana y en paz".  

Detalló que invertir en México es una decisión acertada y destacó que es el momento de hacerlo; "está es la oportunidad, México es una economía con certidumbre que permite la maduración de proyectos con visión y horizonte de largo plazo".  

Un ejemplo, indicó, es la confianza que los empresarios españoles han depositado en este país, pues en los últimos años, de 1999 a marzo de 2007, México recibió más de 16,000 mdd acumulados en inversión directa española, y hoy son casi 2,500 las empresas con participación española en este país.  

El presidente correspondió a las palabras de su homólogo español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien señaló que México es un socio estratégico e indispensable para su país, por lo que a su vez Calderón concluyó agradeciendo sus comentarios positivos y agregó que para este país España también es un socio importante.  

"Estamos decididos a afianzar y a profundizar esta asociación que va mucho más allá de los negocios y política, tiene qué ver con la confianza recíproca, con la amistad, cercanía e identidad que nos une, no sólo como pueblo, también como Estado, yo podría decir como gobierno y gobernantes", añadió. 

Luego de las intervenciones los mandatarios se quedaron unos 30 minutos en privado con los empresarios presentes, entre ellos el presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior, Valentín Díez Morodo, y el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Javier Gómez Navarro.  

También estuvieron los secretarios de Energía, Georgina Kessel; de Turismo, Rodolfo Elizondo; de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez; y de Economía, Eduardo Sojo; así como el embajador de México en España, Jorge Zermeño; y el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Juan Camilo Mouriño.  

Además el secretario particular del presidente, César Nava, y el coordinador general de Comunicación Social, Maximiliano Cortazar.  

Al término de la reunión, Calderón Hinojosa y Rodríguez Zapatero bajaron juntos del salón del hotel y caminaron hasta la salida para continuar su agenda de trabajo. El presidente de México se trasladará a Valle de Chalco, donde encabezará la inspección de las obras de El Canal de la Compañía.

 

Ahora ve
No te pierdas