Crisis en sector aéreo brasileño

Desde el 2006 una serie de accidentes se han sucitado en el aeropuerto de Brasil; el martes un avión de la erolínea TAM se estrelló en el aeropuerto de Congonha.

El accidente de un avión de la aerolínea TAM que se salió de una pista de un aeropuerto de Sao Paulo, atravesó una avenida y se estrelló contra una gasolinera, se produjo en momentos en que Brasil trata de salir de una prolongada crisis de su sector aéreo.

A continuación, una cronología de los hechos más importantes: 

29 de septiembre del 2006 - Un Boeing 737-800 de la aerolínea brasileña Gol choca en el aire con un jet ejecutivo Legacy sobre la Amazonia, se estrella y sus 154 ocupantes mueren. El Legacy, recién adquirido por una empresa estadounidense, hace un aterrizaje de emergencia. 

El accidente se produjo porque los dos aparatos volaban a la misma altura, en dirección opuesta, siendo errónea la del jet ejecutivo. La investigación responsabiliza a los controladores aéreos y a los dos pilotos estadounidenses, acusados de desconectar un equipo anticolisión. 

27 de octubre, 2006 - Los controladores de Brasilia, a cargo de los dos aviones cuando ocurrió el accidente, deciden trabajar a reglamento, limitando la cantidad de vuelos simultáneos a su cargo, provocando atrasos y cancelación de vuelos. 

5 de diciembre - Una fallo en el sistema de comunicación del sector de control de Brasilia obliga al cierre de esa terminal y las de Congonha, en Sao Paulo, y Confins, en la ciudad de Belo Horizonte. 

Fines de diciembre - En los días previos a la Navidad, tareas de mantenimiento no programadas en seis aviones de TAM agravan los trastornos. Fuertes lluvias también dificultan el tráfico aéreo del país.

22 de diciembre - El presidente Luiz Inácio Lula da Silva ordena el uso de ocho aviones de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) para transportar a pasajeros demorados en varios aeropuertos. Los atrasos alcanzan a más del 50% de los vuelos. 

30 de marzo 2007 - Un motín de controladores aéreos, cuya mayoría pertenece a la FAB, paraliza los aeropuertos del país por casi 24 horas.

El gobierno, para desactivar la crisis, promete no castigar a los amotinados e iniciar negociaciones para desmilitarizar el sistema de control aéreo. Ante el malestar de la Aeronáutica, el gobierno deja de lado las promesas. 

Luego de sucesivas crisis en que durante días se produjeron atrasos y cancelaciones masivas de vuelos, el Congreso instala dos comisiones de investigación sobre la crisis aérea.

13 de junio - La ministra de Turismo, Marta Suplicy, causa malestar en diversos niveles políticos y entre los usuarios, al sugerir a los pasajeros con problema: "Relájate y goza, porque después olvidas todos los trastornos". Poco después pide disculpas.

21 de junio - La FAB ordena el arresto del sargento Carlos Trifilio, presidente Federación Brasileña de Controladores de Tráfico Aéreo, por conceder entrevistas de prensa sin autorización de sus superiores.

22 de junio - El comandante de la Aeronáutica, Juniti Saito, anuncia un plan para poner fin a la crisis. Ordena la separación de 14 sargentos que lideran a los controladores aéreos y la creación de nuevas rutas aéreas entre Sao Paulo, Río de Janeiro y el noreste del país para aliviar el tráfico aéreo, entre otras medidas.

Ahora ve
No te pierdas