Detectan asbesto tras explosión en NY

Encontraron el material en polvo tras el estallido de una tubería de vapor en Manhattan; la Adminstración de Emergencias dijo que era 'bastante improbable' que hubiese problemas de sal
Varios vehículos fueron destruidos a causa de la explosión d
NUEVA YORK (AP/CNNExpansión.com) -

Las autoridades detectaron asbesto entre el polvo que se asentó tras el estallido de una tubería de vapor en el centro de Manhattan, pero aseguraron este jueves que no había presencia del carcinógeno en la atmósfera.

Un enorme géiser de vapor y desechos surgió de una calle en el centro de Manhattan a la hora de máximo tránsito el miércoles, provocando el pánico y dolorosos recuerdos de los ataques del 11 de septiembre del 2001.

El jueves el transporte público en Manhattan seguía sufriendo los efectos de la explosión, y hubo demoras en los servicios de autobuses y de subterráneos.

Las pruebas continuaban, pero la Oficina de Administración de Emergencias de la ciudad de Nueva York dijo en un comunicado que era ''bastante improbable'' que hubiese problemas de salud en el largo plazo.

El alcalde Michael Bloomberg había dicho que la posibilidad de contaminación con asbestos era la principal preocupación luego que una tubería de vapor de 83 años de antigüedad se rompió el miércoles al atardecer a menos de una cuadra de la estación ferroviaria Grand Central, lanzando un chorro de vapor, suciedad y escombros que superó la altura de algunos rascacielos.

Algunas de las tuberías más viejas de la ciudad usadas para calentar y enfriar millares de edificios están envueltas en asbestos, que pueden causar letales afecciones pulmonares, aunque la enfermedad está por lo general vinculada a una prolongada exposición.

Cuadrillas de emergencia trabajaron durante toda la noche para evaluar y reparar el daño y determinar qué era lo que había ocurrido.

La explosión causó la muerte de una persona, mientras cientos huían en escenas que recordaban el pánico del 11 de septiembre del 2001.

El vocero de la policía neoyorquina, Paul Browne, dijo que la explosión no era un acto de terrorismo.

''No hay razones para creer que esto es otra cosa que una falla de nuestra infraestructura'', dijo Bloomberg en conferencia de prensa en la escena de la explosión.

Dieciséis personas, incluida la víctima fatal, fueron transportadas al hospital Bellevue, dijo el vocero Stephen Bohlen. Añadió que dos sufrieron heridas graves.

Otras dos personas se hallaban en estado crítico en el Centro Médico Weill-Cornell, dijo la vocera Emily Berlanstein.

Las autoridades cerraron las calles en varias cuadras a la redonda y se suspendió el servicio del metro.

Al despejarse el vapor, apareció un cráter de varios metros de ancho en la calle. En el fondo del hoyo había un camión.

Qué es, de dónde viene y qué causa el asbesto

El asbesto es un reconocido peligro para la salud, según datos del Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

El asbesto es el nombre que se le da a un grupo de minerales que se forman naturalmente en el ambiente en conjuntos de fibras. El estar expuesto a estos minerales puede causar cáncer de pulmón, al igual que otro tipo de cánceres en el pecho y el abdomen, según datos del Instituto Nacional de Cáncer del gobierno de EU.

Exposiciones al material son frecuentes en trabajadores de la industria de la construcción, sobre todo cuando se remueve el asbesto de una demolición.

En EU aproximadamente 1.3 millones de personas están expuestas al asbesto en sus trabajos, informa el Departamento de Trabajo.

El asbesto se utilizaba comercialmente en América del Norte a principios de 1800 en varias industrias. Por ejemplo, según el Instituto Nacional de Cáncer, la industria de la construcción lo utiliza para fortalecer el cemento y los plásticos, al igual que para el aislamiento.

La industria automotriz utiliza el asbesto para la producción del clutch y los frenos.

Durante la década de los 70, La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés), prohibió el uso del asbesto en muros de cartón y el gas para las chimeneas. Más tarde se dejó de utilizar en la manufactura de secadoras de pelo eléctricas. Finalmente, en 1989 la Agencia de Protección del Ambiente de EU (EPA, por sus siglas en inglés), prohibió cualquier nuevo uso de asbesto, aunque los usos establecidos antes de 1989 todavía se permiten.  

Todas las personas están expuestas al asbesto en algún momento de sus vidas, pues bajos niveles del material se encuentran en el aire, el agua y la tierra. Sin embargo, según el Instituto Nacional de Cáncer, la mayoría de las personas no se enferman por este tipo de exposiciones.

Ahora ve
No te pierdas